Judiciales

La Cámara Federal confirmó procesamientos de Cristóbal López y De Sousa por lavado de dinero

Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, cuyos traslados cuestiona el kirchnerismo, confirmaron hoy los procesamientos contra el empresario patagónico, Fabián De Souza y Osvaldo Sanfelice dictados hace más de un año por el juez Julián Ercolini

viernes 7 de agosto de 2020 - 4:41 pm

La Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos de los empresarios Cristóbal López, Fabián De Sousa y Osvaldo Sanfelice -ex socio de Máximo Kirchner- en la causa que los investiga por presunto lavado de dinero.

La Justicia investigó a la firma Agosto SA, que tuvo como único cliente a empresas del Grupo Indalo y facturó 39 millones de pesos. Con dos votos a favor de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, cuyos traslados cuestiona el kirchnerismo, la Justicia dejó a un paso del juicio oral a los empresarios.

La investigación considera que parte de los 8.000 millones de pesos que Cristóbal López no pagó al Fisco -correspondientes a la retención del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) que Oil Combustibles hacía a sus clientes- se derivaron a Agosto SA, empresa de Sanfelice, que es amigo, empleado y socio del dueño de Indalo.

En este caso puntual, se involucra la intervención de tres sociedades del grupo Indalo -Oil M&S SA, CPC SA y Alcalis de la Patagonia SAIC-, y de la firma Agosto SA (de Osvaldo Sanfelice); a través de las cuales “se habría puesto en circulación una porción del dinero ilegítimamente obtenido mediante la defraudación a la AFIP ocurrida durante el período comprendido entre mayo de 2013 a agosto de 2015”.

¿Cómo era la maniobra de lavado de activos?

Ya en el fallo de primera instancia que había ordenado sus procesamientos, el juez federal Julián Ercolini sostuvo que hubo una “clara maniobra de lavado de activos”, que comenzaba con las “ganancias ilícitas obtenidas por el Grupo Indalo”. Después, se desarrolló “un mecanismo para el reciclaje de una porción de esas ganancias ilícitas”: el dinero primero circulaba en el grupo Indalo como “préstamos” y después se contrataba a Agosto SA.

Así, los fondos podrían “llegar a manos de una persona que integraba el entorno de los ex presidentes con la apariencia de haber sido obtenidas en forma lícita, es decir, como parte del sistema económico legal”.

De los informes realizados por la AFIP surge: que en el año 2013, Oil Combustibles SA transfirió $27.526.587 a la empresa CPC SA y $388.530.009 a Oil M&S SA; que en 2014 esos montos ascendieron a $58.089.486 y $182.295.451 respectivamente; en 2015 fueron de $49.997.029 y $192.006.360; y, por último, en 2016, Oil M&S SA recibió $34.057.561 de aquella. También hay muchas operaciones con la quebrada empresa OPS del empresario kirchnerista Mario Cifuentes.

Los únicos clientes de Agosto SA (dedicada al alquiler de maquinaria) fueron las tres firmas de Indalo desde agosto de 2013. La facturación electrónica de la firma entre octubre de 2013 y agosto de 2016 alcanzó a 38.695.072 pesos.

En la AFIP, la empresa declaró dedicarse al “alquiler de equipo de transporte NCP sin conductor ni operarios”, y como actividades secundarias “. Lo que despertó sospechas es que Agosto SA realizó operaciones por montos elevados sólo con firmas de Cristóbal López.

NOTICIA EN DESARROLLO

COMENTARIOS