Televisión

Tras ser despedida de El Trece, Silvia Martínez Cassina apuntó contra Sergio Lapegüe

La exconductora del noticiero del mediodía se sintió ofendida por un maltrato de su excompañero y aseguró que el "Grupo Clarín le corta las alas" a quienes empiezan a "tener vuelo propio"

miércoles 5 de agosto de 2020 - 1:00 pm

A poco más de una semana de haber sido despedida del noticiero del mediodía de El Trece, la conductora televisiva y delegada gremial, Silvia Martínez Cassina, reveló presiones ejercidas desde el Grupo Clarín dentro del medio de comunicación, y habló de un lamentable episodio con su compañero de trabajo Sergio Lapegüe ocurrido semanas atrás, luego de su reclamo por una gráfica promocional que no incluía a ninguna conductora mujer del canal.

En diálogo radial con Radio Del Plata, Martínez Cassina volvió a hablar del tema luego de hacerloe en el reportaje que dio este fin de semana al diario Tiempo Argentino, donde le apuntó al Grupo Clarín al asegurar que tienen “prácticas antisindicales”, y denunciar que existe “persecución” gremial en todas las compañías del Grupo. Ahora, la periodista afirmó que la dirección periodística de Canal 13 se maneja con una política que busca “generar temor” entre los trabajadores. Consultada respecto a cómo llevaba el momento, no lo dudó: “Estoy muy empoderada”.

Pero lo más llamativo es que Martínez Cassina le apuntó también a su compañero de noticiero, Sergio Lapegüe, al recordar que en julio pasado no tuvo su respaldo cuando cuestionó a las autoridades del canal por no incluir a ninguna mujer en las gráficas promocionales de Canal 13, donde además de Lapegüe estaba, entre otros, el conductor del noticiero de la primera mañana, Marcelo Bonelli.

El reclamo que Martínez Cassina hizo a través de Twitter a principios de julio pasado fue lo que derivó en que semanas más tarde la desplazaran de la conducción del noticiero y le asignaran un rol de “columnista”, aunque esta semana la periodista afirmó que las autoridades del canal hace tiempo que la tienen en la mira por su condición de delegada del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).

El cruce con Lapegüe ocurrió meses atrás, cuando el periodista, que se hizo cargo de la conducción junto a Martínez Cassina el año pasado, tras la renuncia de Luis Otero, comenzó a hacer un “pase” junto a Ángel de Brito, que conduce el programa anterior. “Después del pase, Sergio se acercaba a la mesa y (en vivo) nos saludaba a una columnista y a mí, diciendo ‘hola, chicas’”.

La periodista contó que le consultó por qué se había definido hacer eso, y Lapegüe le respondió de mal modo: “Yo acato órdenes, no tengo por qué avisarte de los cambios porque no soy tu jefe”. Cassina no dudó en retrucarle: “No, pero sos mi compañero”.

En este aspecto, Martínez Cassina recordó que la fallecida periodista Débora Pérez Volpin también sufrió maltratos dentro del canal. “Se fue del noticiero como una señora, sin escándalo ni confrontación, no me voy a erigir en su vocera, pero en la producción de la mañana ella y muchos otros fueron maltratados, hay denuncias puntuales”, señaló.

El 2 de julio, en una entrevista con BigBang, la conductora y delegada sindical aseguró: “Débora se fue a la política porque la maltrataban. Era una excelente compañera. La respetamos y la lloramos todos los que trabajamos con ellas. Pero hay que decir las cosas como son. Porque a nivel institucional pusieron una placa y nombran un estudio, pero se olvidaron de todo lo que le hicieron”.

Martínez Cassina además afirmó que el Grupo Clarín tiene “algo patológico”, y reveló que “captan a un profesional bueno y cuando empieza a tener vuelo propio, querer organizar el trabajo saliendo del ala paternalista de la jefatura, le cortan las alas. La lista es enorme”, indicó. “Como delegada de Sipreba mi obligación es dar ejemplo, hay que reclamar, no bajar la cabeza”, agregó.

Aunque no dio nombres propios, Martínez Cassina contó que ha visto a “excelentes profesionales que se capacitan por su cuenta en política, género, policiales o justicia y el castigo es no mandarlos a cubrir esos temas”. “Cuando se debate la ley del aborto, a la periodista especializada la mandan la drama de la línea 60; al acreditado en la Casa Rosada y el Congreso lo mandan a hacer policiales; al experto en policiales, que conducía Cámara del Crimen, lo sacan de esas notas”.

Con información de BigBangNews

COMENTARIOS