Mundo

Fuegos artificiales no, material explosivo: qué causó la explosión en el puerto de Beirut

Más de 2,000 toneladas de nitrato de amonio, almacenadas en el puerto, estuvieron involucradas en la explosión

martes 4 de agosto de 2020 - 10:21 pm

El director general de Aduanas del Líbano, Badri Daher, aseguró este martes que la enorme explosión que sacudió a Beirut se debió al estallido de un almacén de materiales explosivos de alto poder que habían sido confiscados en años anteriores.

La cadena libanesa LBCI precisó que la sustancia que explotó fue nitrato de sodio, utilizada como fertilizante, conservante de alimentos y también para producir explosivos, parte de un cargamento que había sido confiscado a un buque un año atrás. Daher habló incluso de “toneladas de nitrato”.

El director general de seguridad del Líbano, Abbas Ibrahim, señaló también que la explosión “ocurrió en un depósito de materiales de alto poder explosivo confiscados años atrás”.

Aunque no está del todo claro cómo sucedió, el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, indicó que inicialmente se había reportado un incendio en la zona, generando la posterior explosión al entrar en contacto con el nitrato de sodio.

Esta explicación se condice con los numerosos videos publicados en redes sociales, que muestran una importante columna de humo surgiendo del puerto e inclusive una serie de pequeñas detonaciones antes de que se diera la explosión principal.

 

El nitrato de sodio es un compuesto químico utilizado comúnmente como fertilizante y conservante de comida. Sin embargo, en combinación con otras sustancias puede ser utilizado para fabricar explosivos y también combustible sólido para cohetes. Por esta razón su comercio suele estar altamente regulado y controlado.

El Líbano es sede del grupo terrorista Hezbollah, vinculado con Irán, el cual mantiene numerosos sitios de almacenamientos y producción de explosivos en el país, que suele estar presionado por la comunidad internacional para actuar frente a esta situación. En 2018 el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, expresó su preocupación a la ONU por la existencia de tres fábricas clandestinas montadas por los extremistas en Beirut, aunque ninguna de ellas estaba ubicada en el puerto.

Residentes reportaron ventanas rotas y la caída de techos precarios, incluso en barrios alejados del lugar. Un fotógrafo de la agencia AP cerca del puerto fue testigo de personas heridas en el suelo y destrucción generalizada en el centro de Beirut.

Casi todas las vitrinas de los comercios de los barrios de Hamra, Badaro y Hazmieh estallaron al igual que las ventanillas de los autos.

COMENTARIOS