Salud

Consejos para limpiar tus persianas

Cómo hacerlo según el material del que estén construidas

lunes 17 de agosto de 2020 - 7:50 am

Las persianas se ensucian muy rápido. Por eso, debemos ser constantes con su limpieza. Si te da pereza hacerlo, hay algunos consejos para hacerlo de manera rápida y profunda.

La mejor forma es con agua y jabón. Luego podemos usar algunos elementos como la vaporeta para facilitar su limpieza y ahorrar tiempo.

Para que no te lleve mucho tiempo, intentá ser constante y mantener la limpieza. Además, es vital contar con todos los productos de limpieza adecuados cerca. Entre los que no pueden faltar están:

– Un paño de microfibra

– Cepillo suave

– Jabón líquido

– Agua tibia

– Bicarbonato de sodio

Antes de comenzar a limpiar, cerrarlas y sacudir el polvo que se haya podido quedar incrustado. Si no podés cerrarlas por completo, al menos intentá que lo hagan lo máximo posible. Con la ayuda de un cepillo suave, comenzá a eliminar el polvo. También se puede usar el paño de microfibra o una aspiradora de mano. Es importante hacer esto siempre antes de aplicar cualquier producto de limpieza o jabón líquido y agua.

Ahora que ya tenemos las persianas libre de polvo, es el momento de hacer la limpieza. La vaporeta es un buen métodos por su acabado, por su rapidez, por todo lo que se puede limpiar con ella, por ser ecológica y porque acaba con el 100% de las bacterias y gérmenes.

Después de haber retirado la suciedad de las persianas, aplicá vapor con la vaporeta a toda la persiana. Luego retiramos con un paño mojado la suciedad que haya podido quedar.

Repetí el mismo proceso tanto en el interior de la persiana como en el exterior. Cuando lo hayas hecho es el momento de secar y retirar toda la humedad. Después, cuando cierres la persiana vas limpiando cada lámina poco a poco. En el caso de no llegar a las superiores, se puede usar una escalera o simplemente un palo y colocar en el extremo un paño.

Para secar y terminar la limpieza, se usa un paño suave. Es importante que no olvidar de limpiar las correas. Un truco: para limpiar la persiana por fuera, en el caso de que no tengamos terraza o un hueco habilitado, la mejor solución es abrir el cajón de la persiana y extraerla.

Cómo limpiar cada tipo de persiana

Plástico: si son desmontables, lo ideal es llevarlas a la bañera y lavarlas en profundidad con un poco de agua tibia y jabón.

Tela: lo más cómodo es desenrollarla y limpiar con mucha suavidad todas las láminas. Incluso, podés usar una esponja suave.

Madera: si se han ensuciado mucho, se puede usar una mezcla de agua y vinagre. Evitar cualquier producto químico que sea muy agresivo.

Aluminio: se limpian igual que las de plástico, lo único que hay que estar pendientes para evitar que, con el paso del tiempo, se oxiden.

Fuente: El mueble

COMENTARIOS