Política

Cristina Kirchner controlará todas las comisiones donde se debata la reforma judicial

En el kirchnerismo explican los movimientos de Cristina Kirchner con una supuesta analogía: "En Brasil y Bolivia hubo una estrategia política para condenar e inhabilitar a Lula y a Evo Morales". Eso llevó a CFK a diseñar esa ingeniería en el Congreso

domingo 2 de agosto de 2020 - 8:31 pm

Tras arribar en el Senado, Cristina Kirchner realizó su primera jugada clave para garantizarse el futuro control en la designación de jueces: hizo saber que de las 27 comisiones permanentes que tiene la Cámara alta, todas salvo la de Acuerdos podían distribuirse entre los diferentes sectores que conforman el bloque del Frente de Todos.

En la comisión, encargada de dictaminar sobre los acuerdos pedidos por el Poder Ejecutivo para el nombramiento o remoción de jueces, fue designada Anabel Fernández Sagasti, integrante de La Cámpora y vicepresidenta de la bancada del Frente de Todos.

La preferida de Cristina fue además la elegida para presidir la bicameral de Monitoreo e Implementación del Código Procesal Penal, encargada del seguimiento de la aplicación del nuevo código de procedimientos, que adopta el sistema acusatorio en la justicia penal federal para investigar y juzgar delitos como corrupción, lavado de activos, y narcotráfico, entre otros.

Pero desde diciembre, las comisiones del Senado que se fueron conformando dejaron en claro una tendencia muy clara: todas las que están ligadas con el Poder Judicial quedaron en manos de La Cámpora o incondicionales absolutos de Cristina Kirchner.

Ahora la vicepresidenta es la dueña de todo el proceso de tratamiento de la reforma judicial que envió el Poder Ejecutivo al Congreso. El tratamiento del proyecto arranca este martes en el Senado: coma que se le toque o se le agregue, será por decisión de Cristina.

Un ejemplo de la lógica que se aplicó en la distribución de las comisiones es la de Presupuesto, donde quedó de presidente el cordobés Carlos Caserio, un peronista al que no se lo puede identificar con el kirchnerismo.

El reparto en el Congreso de las comisiones que en particular le interesan a CFK quedó así. En Asuntos Constitucionales -una de las dos que intervendrá en el proyecto de reforma judicial- quedó de presidenta la camporista María de los Ángeles Sacnun. En la de Justicia y Asuntos Penales -la otra en la que se tratará la reforma judicial- el presidente es el cristinista de paladar negro Oscar Parrilli​. El neuquino es el alter ego de la ex mandataria.

*Con información de Clarín

 

 

 

COMENTARIOS