Mundo Insólito

Murió en Estados Unidos la primera mujer en someterse a un trasplante de cara

Culp soportó 30 operaciones en su rostro. Los médicos usaron partes de sus costillas para reconstruir los pómulos y moldearon la mandíbula superior de uno de los huesos de sus piernas

domingo 2 de agosto de 2020 - 7:01 pm

Connie Culp, la primera mujer en recibir un trasplante facial en los Estados Unidos, murió este miércoles a los 57 años a causa de una infección no relacionada con el procedimiento, según informó a la CNN Andrea Pacetti, vocera de la Clínica Cleveland, donde hace 12 años le realizaron esta delicada operación.

“Nos entristece la pérdida de Connie Culp, la primera receptora de trasplante de cara en los Estados Unidos. Ella fue una gran inspiración para todos nosotros en la Clínica Cleveland. Su decisión de someterse a un procedimiento a veces tan desalentador es un regalo perdurable para toda la humanidad”, escribieron en la cuenta de Twitter del centro de salud.

 

En 2004, Culp recibió un disparo de escopeta en el rostro. Su esposo Thomas, fue quien apretó el gatillo. El impacto le destrozó la nariz, las mejillas, el paladar y el ojo derecho. Además, cientos de fragmentos de perdigones de escopeta y astillas de huesos quedaron incrustados en su cara. Solo le quedaban los párpados superiores, la frente, el labio inferior y la barbilla.

Su pareja intentó suicidarse, pero no murió y sus heridas fueron mucho menores que las de la mujer. Fue a juicio, donde lo declararon culpable por intento de homicidio y lo sentenciaron a siete años de prisión.

Finalmente, en diciembre de 2008, tras un procedimiento que duró 22 horas, los cirujanos de la Clínica Cleveland de Ohio reemplazaron el 80% de su cara con huesos, músculos, nervios, piel y vasos sanguíneos de otra mujer que acababa de morir.

El trasplante de rostro es un procedimiento que no se realizó más que una docena de veces en el mundo y que requiere un arduo tratamiento para evitar que el cuerpo rechace el nuevo tejido, ya que esto puede propiciar infecciones que pueden derivar en cáncer.

COMENTARIOS