Economía General

Emprender en plena pandemia a los 25 años: la historia detrás del “sanitizante inteligente”

Federico Guerrero y Ian Rodríguez decidieron producir en el país una máquina novedosa que desinfecta manos sin necesidad de tocar ningún elemento

viernes 31 de julio de 2020 - 2:57 pm

La pandemia causada por el virus SARS-CoV-2 llevó a la economía mundial a sufrir uno de los desplomes más marcados en la historia reciente. Nuestro país, como era de esperarse, no iba a escapar a esta realidad. Desde que llegó la pandemia a la Argentina, más de 42 mil pequeñas y medianas empresas cerraron sus persianas, según estimaciones de la Cámara de Comercio al mes de julio.

Sin embargo, este contexto ofreció también una oportunidad para algunos emprendedores. Así lo confirma Federico Guerrero, de 25 años, quien lanzó junto a un amigo la empresa Tech and Care, cuyo producto estrella -un sanitizante de manos inteligente- ya fue usado por muchos famosos argentinos. “El mundo estaba comenzando a prender la luz roja de stop cuando nos dimos cuenta que no podíamos parar”, comentó Guerrero en diálogo con NEXOFIN. 

Mientras cursa sus últimos meses como estudiante de Marketing y Comercio Exterior, Federico encontró en la pandemia una oportunidad. Junto a su socio, Ian M. Rodríguez -quien, a su vez, estudia la carrera de Contador y Management orientado a las Finanzas- decidieron emprender con un producto hecho en la Argentina.

Federico Guerrero

Sobre la decisión de comercializar un producto con sello argentino, Federico cuenta: “En ese momento, ya enamorados de nuestro proyecto, el objetivo era que todo tenga un fin colectivo, y no sólo un fin, sino también un medio. Quiero decir, queríamos producir en Argentina”. Y agrega: “No por sus costos poco competitivos y tampoco por su logística, eso está más que claro, pero sí por todos los que todavía, a pesar de tantos años y crisis, se siguen levantando para ir a trabajar mereciendo que sigamos creyendo en ellos, como tantos hoy, creen en nosotros”.

Ian M. Rodríguez

Además, al mencionar el resultado final, Federico explica: “Logramos un producto con una calidad competitiva a nivel internacional”.

¿Cómo funciona el “sanitizante inteligente”?

En los últimos días, la televisión mostró cómo Marley, tras ingresar a la casa de Florencia Peña, pasó sus manos por una pequeña máquina que lo desinfectó por completo. Este episodio despertó la curiosidad de algunos medios, que empezaron a preguntarse en qué consistía esa solución higiénica.

El producto que lanzaron en plena pandemia consiste en una plataforma con un dispenser inteligente, que detecta la presencia de las manos del usuario que, sin necesidad de tocar ninguna superficie, recibe un producto sanitizante que desinfecta sus extremidades.

Pensado para industrias, oficinas y hasta hogares, Federico explica que esta tecnología “permite agilizar el proceso de sanitización de manos meditante una interacción con el usuario en donde el contacto físico es cero, previniendo la transmisión de contagios considerablemente de una manera práctica y eficiente”.

“El Clean Dispenser cuenta con una programación basada en la optimización. El dispositivo detecta al usuario y activa el circuito descargando la dosis exacta de sanitizante de manos, optimizando cantidades, y brindando una solución para espacios donde concurrimos diariamente (hogares, oficinas, locales, puntos de venta y más)”, agrega Federico.

COMENTARIOS