Alimentación

Cuáles son las frutas que más engordan

Cómo incluir la fruta en la alimentación si se quiere bajar de peso

lunes 27 de julio de 2020 - 7:22 am

El consumo de frutas siempre está recomendado, aunque queramos bajar de peso. Antes de plantearnos cuál posee más calorías, debemos entender que es un alimento con alto contenido en agua, y, por tanto, en su relación de peso total, es bajo en calorías en general.

A la hora de reducir calorías es mejor ingerir esas frutas que consideramos prohibidas por tener un contenido calórico mayor que el resto antes que consumir cualquier producto ultraprocesado como una barrita energética o una galleta etiquetadas como dietéticas. No obstante, las que se aconsejan limitar ante un deseo de pérdida de peso serían las desecadas como los dátiles (aunque contienen beneficios que otras situaciones son recomendables), la fruta seca como las pasas, fruta confitada o en almíbar, en favor de otras frutas.

La banana, los higos, los nísperos, las uvas blancas, el coco y la palta son otras de las más calóricas. Los especialistas subrayan que todas las frutas son aconsejables en una dieta hipocalórica para perder peso, aunque reconocen que aquellas con un alto contenido en agua aportan menos calorías y, además, son jugosas y refrescantes. En este grupo se incluye la lima, sandía, melón, grosella roja, granada, el pomelo o las fresas. A esta lista, se agregan la manzana y la pera con alta capacidad saciante y el kiwi con un gran aporte de vitamina C. Asimismo, la sandía es rica en agua, fibra y licopeno, mientras que las fresas contienen pocas calorías y son ricas en fibra.

En resumen, la fruta es una gran aliada cuando se busca perder peso porque en general son bajas en calorías, ricas en agua y fibra de forma que proporcionan sensación de saciedad y disminución del apetito, lo que facilita la pérdida de peso saludable. Además, su aporte de fibra ayuda a regular el tránsito intestinal y mantener una adecuada microbiota. Es el complemento perfecto para cualquier comida porque no es cierto que por la noche o como postre engorde más.

Una cuestión es si se pueden tomar jugos de frutas en vez de piezas enteras. Se aconseja comerla entera para conservar todas sus propiedades, aunque los batidos y los jugos pueden ser una alternativa para quienes no están habituados a comer fruta. Un consumo moderado de jugo exprimido (un vaso de unos 150ml) podría incluirse dentro de una alimentación saludable y variada con el objetivo de llegar a la recomendación de tres piezas diarias, siempre y cuando las otras dos raciones se hagan como piezas enteras.

Hay que tener en cuenta que los jugos o concentrados de frutas contienen los denominados azúcares libres que son aquellos monoinsaturados y disacáridos que se relacionan con el aumento de peso, caries dentales y problemas de salud crónicos, mientras que la fruta contiene hidratos de carbono en forma de glucosa y fructosa, un azúcar intrínseco que se encentra de forma natural en la fruta sin pruebas de efectos adversos sobre la salud. Son los azúcares libres los que sí deben tener un consumo limitado inferior al 5% de la ingesta calórica total.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS