Política

Crisis en el oficialismo: los tres ministros que penden de un hilo en el Gabinete de Alberto

A estos tres nombres se le suma el del secretario de Energía, Sergio Lanziani, quien ya no ejecuta tareas, pero cuya salida es demorada hasta cerrar el acuerdo con los acreedores

viernes 24 de julio de 2020 - 11:16 am

En el Gobierno Nacional no están conformes con la gestión de muchos de sus ministros. Por un lado, en el Ejecutivo Nacional acusaron el golpe por el creciente número de contagios de Covid-19, que desestabilizó el discurso optimista del oficialismo ante el manejo inicial de la pandemia. A esto se le sumó un aumento en el nivel de reclamos sociales por la caída económica y el aumento de casos de inseguridad.

Con este escenario, desde Casa Rosada comenzaron a exigir resultados a las áreas gubernamentales que deberían dar las “buenas noticias” en pos de inclinar esta inclinada balanza.

Son tres los ministros cuya continuidad está en duda en el Ejecutivo Nacional.

Sin embargo, los cambios se ven dilatados por el contexto de pandemia y por la falta de un acuerdo con acreedores. Este último punto es tomado por el Gobierno como una oportunidad de renovación. Sin ese capítulo cerrado, todos los cambios se dilatarán, pese a que hay casos como el del secretario de Energía, Sergio Lanziani, que ya no ejecutan tareas aunque formalmente se mantiene en el cargo. 

Uno de los nombres con pasaje de salida es el del ministro de Salud, Ginés González García, quien sufrió esta semana un desaire público por parte del propio Presidente, quien ordenó a los senadores del Frente de Todos aprobar un proyecto para que las obras sociales ofrezcan tratamiento contra la fibrosis quística, pese a que el ministro había expuesto sus argumentos en contra de la medida minutos antes de la votación. Pero no es la única razón que empujaría su salida del Gabinete: la imagen pública del ministro quedó muy desgastada durante la pandemia y eso le quitó al propio funcionario fuerzas para seguir en su cargo.

Otro de los nombres que no cuenta con futuro asegurado en el Gabinete del Presidente es el de María Eugenia Bielsa. La cartera de Hábitat que conduce Bielsa había arrancado el año con niveles bajísimos de ejecución, lo que le valió incluso críticas internas dentro del oficialismo (a fines de febrero llevaba invertido solo el 0,2% de su crédito). Ahora, cerró el primer semestre con un 15% de ejecución y en su ministerio también le asignan gran parte de la demora a la cuarentena, que frenó todas las obras vinculadas a la vivienda.

Por último, quien también se encuentra en la cuerda floja es el ministro de Desarrollo Social, a quien acusan de haber anunciado un “ingreso universal”, cuando el tema muy “verde” en cuanto a su definición. El ministro sorteó una situación difícil al comienzo de su gestión, cuando se descubrieron grandes sobreprecios pagados en una licitación para la compra de alimentos básicos durante la pandemia.

Hasta el momento, el Gobierno no hará cambios mientras la pandemia siga azotando al país con nuevos contagios y el cierre con los acreedores se siga dilatando. Sin embargo, ya es vox populi quiénes son los funcionarios cuya continuidad estará en duda cuando estas dos condiciones se cumplan.

COMENTARIOS