Serie A

Udinese se lo dio vuelta a Juventus y estiró la definición del campeonato

jueves 23 de julio de 2020 - 4:50 pm

La Juventus deberá seguir esperando para levantar su noveno Scudetto consecutivo. El líder de la Serie A volvió a tropezar este jueves, cayó por 2 a 1 en su visita al Udinese y postergó la consagración al menos por una fecha más.

El equipo de Maurizzio Sarri sigue lejos de su mejor nivel y esta tarde volvió a caer en los mismos errores. Luego de comenzar ganando, perdió el ritmo y la intensidad en el complemento, lo que le permitió al elenco local llegar primero al empate y más tarde a la victoria en los minutos finales.

El encuentro comenzó a darse como se preveía. Casi como le sucede ante todos los demás equipos, el elenco de Udine se plantó en el fondo y le dejaba circular la pelota con tranquilidad a la Juve, en busca de poder robar y poder capitalizar algún contraataque que sorprenda a la defensa de la Vecchia Signora.

Cuando parecía que la primera mitad terminaría sin goles, llegó el gol del líder del torneo. El neerlandés Matthijs De Ligt capturó un rebote a metros del área y sacó un remate cruzado de derecha que se clavó abajo contra un palo, desatando los festejos de la Juventus que, con ese resultado, era campeón.

En la segunda parte, cuando se suponía que la Juve debía salir a aguantar el resultado o incluso buscar aumentarlo para tranquilizar las cosas, le salió todo al revés. Antes de los 10 minutos del complemento, Udinese armó una jugada colectiva por izquierda, que terminó con un envío al segundo palo para que Ilija Nestorovski, de palomita, ponga el 1-1.

A partir de ese momento, Juventus volvió a mostrar que tiene mandíbula de cristal y ante el primer golpe de Udinese se derrumbó. El puntero de Italia perdió la pelota, se quedó sin ideas en ataque y tomó malas decisiones en los metros finales, algo que terminó costándole muy caro.

En tiempo de descuento y cuando las crónicas estaban cerrando, Seko Fofana tenía una página más para esta apasionante definición de la Serie A. El marfileño generó un contragolpe en solitario a pura potencia, dejó tirado a dos rivales y al quedar mano a mano con Szczęsny definió con tranquilidad para establecer el 2-1 que sería definitivo.

Con este resultado, la Juventus deberá seguir esperando para gritar campeón. El domingo obtendrá su noveno Scudetto de manera consecutiva si triunfa ante la Sampdoria en su estadio, pero los festejos podrían también adelantarse si el viernes el Milan vence a Atalanta.

COMENTARIOS