Salud

Diez posibles causas del dolor corporal

Es un síntoma frecuente que responde a causas muy variadas

viernes 7 de agosto de 2020 - 7:03 am

Existen variadas y muy diversas causas de dolor corporal. Es un síntoma tan común que podría atribuirse a casi cualquier patología. A continuación, diez causas de dolor corporal que poseen relativa frecuencia entre la población general.

1. Gripe

Es una enfermedad respiratoria aguda causada por los virus de influenza A o B, que ocurre sobre todo durante el invierno.

En los pacientes con influenza no complicada, puede durar una semana o más. Se presenta con síntomas respiratorios como mucosidad, dolor de garganta y tos; junto con fiebre, dolor de cabeza, mialgia (dolor muscular) y debilidad. La inflamación, en especial en la garganta, el pecho y los pulmones, también puede ser dolorosa.

2. Fibromialgia

Es la causa más común de dolor corporal muscular y esquelético crónico generalizado. El dolor a menudo se acompaña de fatiga, problemas de memoria y trastornos del sueño. La etiología es desconocida.

Se observa con mayor frecuencia en mujeres de entre 20 a 55 años. No se presentan anormalidades en el examen físico, aparte de la sensibilidad generalizada de los tejidos blandos. Los estudios de laboratorio y radiológicos son normales.

El tratamiento se dirige a reducir los síntomas principales de este trastorno y se emplean una variedad de terapias farmacológicas y no farmacológicas. Resultan útiles las sesiones de rehabilitación y el acompañamiento por parte de profesionales de la salud mental.

3. Síndrome de fatiga crónica

Es una enfermedad cuya causa permanece incierta. Siendo crónica y afectando gran parte del cuerpo, es un trastorno incapacitante que limita de manera drástica las actividades.

Su diagnóstico suele retrasarse o ser difícil, dada la ausencia de estudios que lo corroboren. Manifiestan dolores de cabeza, musculares y en diversas articulaciones. Hay un deterioro sustancial en la capacidad de participar de actividades ocupacionales, educativas, sociales o personales, que persisten por más de seis meses y se acompañan de fatiga que no cede con el descanso.

4. Lupus

Es una enfermedad autoinmune (el sistema inmunitario ataca los tejidos propios), crónica y de causa desconocida. Puede afectar cualquier órgano del cuerpo y no solo centrarse en un sistema en particular. Debido al daño y la inflamación, los dolores corporales son comunes.

Asimismo, se puede tener fatiga, erupciones, fiebre aleatoria, hinchazón o enrojecimiento alrededor de las articulaciones, convulsiones y sensibilidad a la luz solar. El tratamiento es complejo porque la respuesta a los medicamentos es variable.

5. Enfermedad de Lyme

Es una afección transmitida por garrapatas. Se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas características en forma de eritema (mancha rojiza en piel) migratorio. Hay dolores de las grandes articulaciones, fatiga, cefalea y hasta molestias musculares como pinchazos.

6. Mononucleosis infecciosa

Es causada por el virus de Epstein-Barr. También se llama enfermedad del beso, ya que su transmisión por la saliva es parte del modo de propagación.

Se caracteriza por una presencia de fiebre, faringitis, fatiga, ganglios inflamados, dolores de cabeza, malestar general y dolor corporal generalizado. Su evolución es autolimitada, pero el agotamiento de las reservas físicas es muy notorio. Durante el período de mayor actividad de la patología se vuelve imposible sostener actividades básicas.

7. Artritis reumatoide

Se trata de un trastorno crónico, sistémico y de origen desconocido. Se sabe que el proceso de fondo que lo genera es una autoinmunidad, pero son variadas las situaciones que gatillan el inicio de los síntomas.

Afecta sobre todo las articulaciones, en forma simétrica, y conduce a la destrucción de las mismas, causando deformidades. Además de los dolores, pueden manifestar fatiga, mialgias, fiebre, pérdida de peso y depresión. Su condición crónica y la evolución en episodios agudos hacen que el abordaje no sea sencillo.

8. Esclerosis múltiple

Es una enfermedad desmielinizante, o sea que daña la capa de mielina de los nervios. Es autoinmune y constituye la más común de estas patologías del sistema nervioso central.

Se pueden presentar dolores, hormigueos y otras sensaciones anormales. Otros síntomas son debilidad, agotamiento, visión borrosa, ceguera temporal o permanente, dificultad para caminar o mantenerse de pie y trastornos de la memoria.

9. Deshidratación

Ocurre cuando el cuerpo pierde más agua de la que ingiere al beber o comer. Puede ser causada por vómitos, diarrea, fiebre alta o medicamentos que hacen orinar más de lo normal.

El agua corporal es un elemento esencial para el buen funcionamiento del organismo, por lo que su disminución va a generar múltiples síntomas, como sed excesiva, poca orina, boca seca, labios agrietados, confusión y cansancio. Es una causa de dolor corporal porque los músculos, ante el estado de deshidratación, generan sustancias tóxicas que irritan las terminales nerviosas.

10. Miopatías inducidas por medicamentos

Existe una larga lista de fármacos, indicados de manera habitual por el médico y también drogas de abuso, que pueden inducir este fenómeno. Las manifestaciones varían desde dolor muscular leve y debilidad hasta lesiones crónicas severas con falla de la función de ambos riñones.

Algunos ejemplos de medicamentos y drogas causantes son el alcohol, la cocaína, los glucocorticoides, las estatinas, los antipsicóticos, la colchicina y los antirretrovirales. No siempre el efecto adverso aparece, pero debe ser de cuidado si se emplean estos fármacos.

Si tenés un dolor persistente que no puedes explicar y que altera tu calidad de vida, debés consultar con un profesional y evitar automedicarte.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS