Economía

Ex ministros de Economía advirtieron: “Lo más probable es que tengamos un ‘Rodrigazo'”

Domingo Cavallo, Roque Fernández, José Luis Machinea y Ricardo López Murphy participaron de una videoconferencia y analizaron la gestión económica durante la pandemia y sobre todo los principales desafíos del día después

jueves 23 de julio de 2020 - 10:27 am

Los ex ministros de Economía Domingo Cavallo, Roque Fernández, José Luis Machinea y Ricardo López Murphy coincidieron en trazar un panorama inflacionario preocupante para la Argentina en los próximos meses. Al respecto, coincidieron en que hay un escenario que, cuando se relaje la cuarentena, podría derivar en una suba rápida y empinada de los precios, tal como ocurrió en 1975 durante el “Rodrigazo”, cuando se vivió un salto de los precios relativos que llevó a una inflación de tres dígitos.

“El problema inflacionario será grave y pronto”, sentenció Domingo Cavallo en un encuentro virtual organizado por Fundación Libertad“No creo que vayan a poder estirar eso (que la inflación se dispare) hasta las elecciones del año que viene”, argumentó Cavallo haciendo alusión a lo que su colega Roque Fernández había mencionado como una de las variables más importantes a tener en cuenta cuando se pronostica la economía que vendrá: que el 2021 es un año electoral y, por ende, será difícil para el Gobierno tomar decisiones económicas que puedan resultar antipáticas, como un ajuste del gasto.

¿Puede esto terminar en una hiperinflación?, se preguntó a sí mismo el creador de la convertibilidad. Y enseguida se respondió: “Hay argumentos para creer que eso podría pasar, pero el descontrol hiperinflacionario y la fuga del dinero se produce cuando hay una situación de vacío político. Y si habrá o no vacío político de acá a 2021 no lo puedo predecir, pero me preocupa la falta de cohesión y coherencia y el abuso de los enfrentamiento internos que está teniendo este Gobierno”.

Finalmente, para dejar en claro su posición respecto de lo que ocurrirá con los precios cuando la cuarentena comience relajarse sobre el final de la pandemia del Covid-10, Cavallo aseguró: “Creo que lo más probable ese que veamos un aumento de muchos precios atrasados, algo parecido a lo que ocurrió durante el Rodrigazo”.

Por otra parte, Ricardo Lopez Murphy enfatizó que el Gobierno, cuando asumió, subestimó los problemas de Argentina, en términos de los desequilibrio fiscales, problemas institucionales, el mercado de capitales y la baja inserción internacional y hubo un manejo arbitrario de las cuestiones económicas. “Sobre esa base entramos a la pandemia. Había dos instancias, una más inmediata que era tomar un tiempo para preparar a la población con una inmensa campaña de difusión y poder organizar las facilidades de salud pública; pero la clave era armar un sistema de testeos que asegurara un seguimiento de las personas y confinamiento de los vulnerables”, aseguró.

Además, según López Murphy, el antagonismo entre economía y salud es un error. “Esta estrategia de tener encerrada a 120 días era inviable y con un daño económico extraordinario y una estrategia mal planteada”, afirmó. También criticó la enrome concentración de población en grandes urbes que se dio en los últimos 70 y 80 años.

A su turno, José Luis Machinea coincidió en que la cuarentena es un instrumento para ganar tiempo pero cuestionó que se haya llegado tarde con otras herramientas, como los testeos. “Subestimamos el problema, como una gripecita, y cuando llegó el momento de comprar los test, ya no estaban”, dijo. El ex funcionario destacó que a la Argentina la ayudó su herencia, con un sistema de salud que fue el mejor de América Latina. “Si bien está en decadencia, sigue teniendo más capacidad en cuanto a hospitales y cantidad de médicos que otros de la región.

El nivel de emisión y los esfuerzos del Banco Central por esterilizar los pesos que pone en el mercado, sin duda desvelan a Roque Fernández, quien ve en ambos un verdadero peligro de que la inflación se dispare.  “La inflación está subestimada, porque si bien todos los países del mundo tuvieron que emitir porque aumentó la demanda de dinero, nosotros no entramos en esta pandemia con una economía estable y tenemos el peligro de que la inflación se dispare”, aseguró. Y sentenció: “No se soluciona el problema esterilizando con Leliqs. Argentina no puede emitir deuda, y el Banco Central es el menos indicado para emitir deuda en este momento. Es muy peligroso”, sostuvo.

COMENTARIOS