Famosos

Andy Kusnetzoff fue dado de alta y contó los detalles sobre su internación

El conductor contó que aún no volvió a su casa, y deberá permanecer 10 días en un departamento. "Estoy solo y sigo aislado, pero bueno estoy bien", dijo tras recuperarse de una dura neumonía que le trajo el virus

martes 21 de julio de 2020 - 3:50 pm

Tras una semana de estar internado en el Santatorio de la Trinidad, el conductor de Podemos Hablar (PH) recibió el alta médica.

Esta mañana, en díalogo con Perros de la calle, el ciclo que conduce por Radio Metro, contó cuál era su situación: “Estoy mucho mejor recuperándome, así que acá estoy. Ayer me dieron de alta del sanatorio que es lo más importante, no volví a casa todavía estoy en un departamento terminando la cuarentena, me quedan 10 días para poder estar con Flor y con Helena, estoy solo y sigo aislado, pero bueno estoy bien”.

Días atrás, a través de Instagram, Andy había transmitido calma, pero hoy reveló detalles del susto que se llevó cuando recibió los primeros análisis: “Cuando me acerqué a La Trinidad, la idea era testearme e irme a mi casa y seguir la cuarentena ahí. Pero mi médica, la doctora Silvina Serra, me dijo: ’Con esta tomografía no te puedo dejar ir…’. Bueno, eso fue un momento difícil. La verdad es que tuve una neumonía bastante grande“.

“Empecé a tener fiebre y veía que los médicos me iban chequeando. Me bajaron muchísimo los glóbulos blancos, lo cual era malo porque habla de la infección que tenés y el panorama no era bueno. Uno lo transita y ya, pero hay un día que pasás en el que o mejorás o empeorás y a mí me tocó mejorar“, expresó.

Y reflexionó, al respecto: “Este virus te puede agarrar de diferentes formas. Hay algunos que son asintomáticos y quedan inmunes, esa es la mejor manera de transitar esto, pero hay un porcentaje de gente que se agarra neumonía y no es fácil. Es duro. Dentro de todo, yo pude salir bien“.

Además, contó cuáles fueron lo síntomas que tuvo: “Es como que sentís que tenés todo el cuerpo cagado a palos. Estás como agotado, no tenés fuerza. No perdí el olfato ni nada de eso, pero tuve fiebre los primeros días y te van monitoreando el oxígeno. Yo por suerte zafé del respirador, así que toda la semana fui mejorando, por suerte, pero es difícil“.

COMENTARIOS