Economía

Flybondi devolvió dos aviones y extendió otros tres meses la rebaja salarial

Esto, más aportes extra de sus accionistas le permite llegar en condiciones a septiembre, cuando espera volver a volar. Ahora, la empresa está enfocada en vender los vuelos y prevé operar las mismas rutas que antes de la pandemia

martes 21 de julio de 2020 - 1:45 pm

Tras cinco meses en los que los vuelos comerciales estuvieron suspendidos casi por completo, las compañías aéreas tuvieron que buscar la manera de sobrellevar el tiempo sin operación y con costos de mantenimiento muy elevados.

En ese contexto, la compañía de vuelos low-cost Flybondi tuvo que poner en marcha un plan económico de urgencia para evitar su quiebre, y ahora espera con ansias septiembre, mes en el que se reiniciarían los vuelos comerciales en el país.

Por un lado, la empresa devolvió dos naves modelo Boeing 737-800 NG de las cinco que tenía en su flota y dejó en suspenso la incorporación de un avión más previsto para 2020.

Además, extendió el acuerdo con sus 570 empleados de rebaja salarial durante la pandemia hasta septiembre inclusive. Esto le permitió bajar los costos fijos un 40% en la masa salarial; para los directivos, la rebaja es del 50% mientras que para el resto va de 12% a 40%, en función del nivel salarial; quien menos cobra, percibe menos rebaja.

Mauricio Sana, CCO y CEO interino de Flybondi habló con El Cronista y aseguró que, para seguir adelante con la empresa, todos tuvieron que hacer aportes. “Cada accionista asumió ciertos compromisos, para ser más eficientes. Además, gracias a la buena relación que tenemos, logramos un acuerdo con todos los empleados para reducir salarios, inicialmente por tres meses, pero que ahora se extendió hasta septiembre inclusive, en forma escalonada Los accionistas vieron el compromiso que todos tomamos y siguen apostando en la compañía”, explicó.

“Habíamos tenido un muy buen 2019 y un muy buen verano; esos ingresos, sumados a los ahorros en sueldos, aviones y en otros costos, más aportes adicionales de capital de los accionistas, nos permite sobrellevar esta crisis”, destacó.

Ahora, la empresa está enfocada en vender los vuelos que operará desde septiembre y lanzaron llamativas ofertas con precios bajos y la posibilidad de cambio hasta dos veces sin multa. Esta campaña está teniendo éxito y el empresario remarcó que lo llamativo es que el 30% de las ventas fue para vuelos de septiembre y octubre de este año.

“Buscamos optimizar la ocupación. No podemos darnos el lujo de volar con 60% o 70% de los asientos vendidos, necesitamos que sea lo más alto posible y teníamos que empezar a incentivar la demanda; así, logramos dos días de ventas récord. Comprobamos que la gente sí quiere volar”, comentó.

Desde septiembre, prevé operar casi las mismas rutas que antes de la pandemia, aunque con frecuencias mucho más reducidas. Son 12 rutas de cabotaje desde El Palomar y seis desde Córdoba, además de otras cuatro internacionales (tres a Brasil y una a Paraguay), desde Buenos Aires. Sin embargo, remarcó que dependen “de las definiciones de los reguladores, cuántos itinerarios y horarios van a aprobar”.

COMENTARIOS