Seguinos en nuestras redes

Judiciales

El juez de la causa sostiene que a Fabián Gutiérrez lo mataron por plata

Al principio, Carlos Narvarte habló de un motivo “pasional”. Ahora dice que fue por dinero

Carlos Narvarte, el juez que investiga el crimen del ex secretario de Cristina Fernández y Néstor Kirchner, Fabián Gutiérrez, ocurrido hace 14 días en El Calafate, afirmó en conferencia de prensa que el caso está “prácticamente resuelto”.

“El caso está resuelto en un 90 por ciento, pero faltan pruebas, como la reconstrucción del hecho, las pericias telefónicas y el ADN a las prendas con sangre, que se van a ir sumando al expediente a medida que lleguen los resultados. No hay fecha, esto tiene su tiempo”, explicó.

En conferencia de prensa, el juez afirmó que “varias personas” agredieron a la víctima en distintas partes del cuerpo “hasta que una le causó la muerte”.

En sintonía, Narvarte destacó que “el responsable sería en principio Facundo Zaeta”, aunque remarcó que “todos los acusados participaron de los golpes y colaboraron en la consumación del hecho”.

Publicidad

Judiciales

Declaró el testaferro de Muñoz, ex secretario de los Kirchner, y señaló a los verdaderos dueños de su fortuna

El mexicano Isaac Eugenio Esparza Hidalgo, mano derecha del fallecido secretario del exPresidente, es dueño de una fortuna de 70 millones de dólares. En su alegato, sacó a la luz una trama de relaciones políticas del kirchnerismo santacruceño alrededor del blanqueo del dinero.

Daniel Muñoz, exsecretario de Néstor Kirchner y Cristina Ferández, realizó en los últimos años de su vida una serie de inversiones inmobiliarias, que comenzaron con lugares “humildes” en la Patagonia y concluyeron con grandes terrenos en las Islas Turcas y Caicos y departamentos lujosos en los Estados Unidos.

20 años antes de tener una enorme fortuna en dinero y propiedades, Daniel Muñoz manejaba un taxi y su realidad era muy diferente a la de después de conocer a los Kirchner.

Luego de su muerte, su aliado, el mexicano Isaac Eugenio Esparza Hidalgo sacó a la luz una trama de relaciones políticas que dejan en evidencia a los verdaderos dueños de esa fortuna.

¿Cómo adquirió Daniel Muñoz, exsecretario de Néstor y Cristina, un dominio inmobiliario que llegó hasta las Islas Turcas y Caicos?

Publicidad

 

Según el juez Julián Ercolini, Daniel Muñoz fue “un engranaje clave en el circuito de acumulación y traslado del dinero de los titulares del Poder Ejecutivo, en particular en lo referido a la recaudación de los fondos ilegales (se logró individualizar más de sesenta entregas de dinero que fueron recibidas personalmente por Muñoz), su derivación a los jefes y organizadores (incluyendo el traslado semanal del dinero en valijas y por medio de aviones oficiales de la Agrupación Aérea Presidencial desde el sector militar del Aeroparque Metropolitano “Jorge Newbery” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hasta los aeropuertos de Río Gallegos y El Calafate, en la Provincia de Santa Cruz) o la aplicación de esos fondos a otras actividades delictivas”.

La causa es un desprendimiento del caso de los cuadernos de las coimas, ya que el chofer del ministerio de Planificación Federal Oscar Centeno describió que los pagos ilegales de las empresas en ocasiones eran llevados al departamento de los Kirchner en Uruguay y Juncal, donde los recibía Muñoz.

Buena parte de los 70 millones de dólares de Muñoz se perdió y no se sabe nada del dinero. Los acusados dicen que se los quedaron los abogados. Solo una parte menor, la que se invirtió en las parcelas de Turks & Caicos, una isla del mar caribe, pudo ser congelada a pedido de la Justicia argentina en 2019. Pero se adoptó esa medida solo para una de las cuatro parcelas adquiridas.

Publicidad

Esparza Hidalgo, quien prestó su firma para comprar 40 hectáreas en Turcas y Caicos con unos 30 millones de dólares, producto de ese dinero negro, es el único preso en este caso. Está detenido desde hace un año, primero en Monterrey y desde hace casi un mes -cuando fue extraditado por México- en la cárcel federal de Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires.

A pesar de haber sido titular de dos sociedades que compraron los terrenos para montar un complejo hotelero de 500 millones de dólares con 100 habitaciones y 50 villas junto al mar, donde se iba a cobrar casi 1.000 dólares la noche, hoy el mexicano no tiene plata para pagar su fianza de 2.500.000 pesos.

Además, el juez Julián Ercolini está al mando de una investigación contra Muñoz, en la que surgieron nuevas propiedades que se le habían escapado a la Justicia. Muchas de las compras del exsecretario de los Kirchner se hicieron bajo la tutela de las sociedades de Víctor Manzanares, otro aliado de los Kirchner.

Hay 113 propiedades incluidas en la investigación de Ercolini contra Muñoz. Sus adquisiciones comenzaron en Santa Cruz y siguieron por el resto del mundo. Uno de los terrenos más grandes es “La Lucía”, una estancia de 20.000 hectáreas en Santa Cruz. Se estima que el exsecretario K desembolsó alrededor de 500.000 dólares en la maniobra. Unos años después, fue vendida por medio del manejo de Manzanares por cuatro veces más caro que su precio de compra.

Publicidad
Continuar leyendo

Judiciales

La Justicia desestimó el pedido de Cristina Kirchner y ratificó a Capuchetti al frente de la causa por el atentado

La magistrada seguirá al frente del expediente, aunque la investigación la llevará a cabo el fiscal Carlos Rívolo.

La Cámara Federal rechazó el pedido de recusación presentado por Cristina Kirchner, contra la jueza María Eugenia Capuchetti, quien seguirá estando a cargo de la causa por el atentado contra la Vicepresidenta.

Aunque la investigación había sido delegada por la magistrada, en el fiscal Carlos Rívolo, tras la acusaciones de imparcialidad por parte de la defensa de la ex mandataria.

El fallo del camarista Leopoldo Bruglia, sostiene que: “Por el momento no se desprende en el marco de estas actuaciones, acto alguno por parte de la magistrada interviniente que pueda inferir un objetivo y concreto dato de parcialidad”.

Asimismo, indica que se profundice en la investigación de la “pista Milman”, ya que los representantes legales de la ex mandataria acusaron al legislador del PRO, de ser el autor intelectual del ataque ocurrido el pasado primero de septiembre, en el barrio porteño de Recoleta.

Publicidad

La propia Cristina había utilizado sus redes sociales, para apuntar contra el diputado opositor, y contra la líder del PRO, Patricia Bullrich,  señalándolos como los instigadores del hecho.

Según el fallo del juez Bruglia, los abogados de la titular del Senado, no lograron evidenciar la ausencia de imparcialidad por parte de la magistrada Capuchetti, que denunciaron en el planteo.

“Se dirigen a manifestar su disconformidad –pueda ser acertada o no- con ciertas aristas relacionadas con el modo de llevar adelante la presente investigación, pero de ningún modo concreta una evidencia que demuestre la ausencia de imparcialidad invocada”, indica el escrito presentado por el camarista.

A lo que agrega que, “Por el momento no se desprende en el marco de estas actuaciones, acto alguno por parte de la magistrada interviniente que pueda inferir un objetivo y concreto dato de parcialidad”.

Publicidad

En tanto, el magistrado dejó en su fallo un llamado de atención al abogado José Manuel Ubeira, por considerar sus dichos como “improcedentes” e “impropios”, luego de que en la audiencia del miércoles pasado dijo que si algo le ocurriera a Cristina Kirchner o a sus hijos en el futuro sería responsabilidad de Capuchetti, por no haber tomado las medidas que ellos, como querellantes, solicitaron en la causa.

 

Continuar leyendo

Judiciales

Cristina Kirchner insiste con su sobreseimiento en la causa por el Memorándum con Irán

Los abogados de la Vicepresidenta realizaron la presentación ante Casación Federal, para evitar el juicio oral, que piden los familiares de víctimas del atentado a la AMIA y la DAIA.

La Vicepresidenta de la Nación, insiste en que se confirme su sobreseimiento en el marco de la causa por el Memorándum con Irán, que garantizó la impunidad a los imputados por el atentado contra la AMIA, para evitar el juicio oral.

Es que los abogados de Cristina Kirchner, solicitaron ante la Cámara de Casación que se confirme su sobreseimiento en la causa, mientras se realizaba la segunda audiencia donde expusieron de manera oral, algunas de las partes.

A lo largo de la presentación, la defensa de la ex mandataria, a cargo del abogado Carlos Beraldi, hizo un repaso de las principales causas abiertas contra Cristina Kirchner y apuntó a los jueces del tribunal.

“La actuación de Hornos y Borinsky no solo fue cuestionada por las defensas, sino también por el Fiscal General Javier De Luca y por la jueza Ana María Figueroa, quienes pusieron de manifiesto que su intervención en el caso era totalmente irregular”, sostiene el texto presentado por la defensa de CFK.

Publicidad

En tanto, Beraldi volvió a insistir en que no hubo delito con la firma del Memorándum, tal como sostuvo el juez Daniel Rafecas al comienzo de la causa, y reclamó que “se deberá́ dictar en esta instancia un auto de sobreseimiento respecto a todas las personas injustamente acusadas en el proceso, por la misma causal, con expresa mención de que la formación de esta causa en nada afectó su buen nombre y honor”.

De este modo, la titular del Senado, busca evadir el juicio oral, como lo hizo con la presentación para que se confirme su sobreseimiento, y el de sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, en la causa denominada Hotesur-Los Sauces.

La causa se deriva de cuando Argentina e Irán firmaron en 2013 un memorándum sobre la causa del atentado a la AMIA. El acuerdo establecía que ante la negativa de Irán de extraditar a los acusados de ser los autores del hecho, el juez y el fiscal del caso, entonces Rodolfo Canicoba Corral y Alberto Nisman, podían viajar a ese país a indagar a los acusados.

También creaba una comisión de la verdad, pero el acuerdo fue objetado políticamente y ante la justicia que lo declaró inconstitucional. En enero de 2015, Nisman denunció a Cristina Kirchner y otros funcionarios de su gobierno por el acuerdo porque señaló que se hizo para encubrir a los acusados y hacer caer las órdenes de detención internacional.

Publicidad

La causa primero fue archivada por el juez Daniel Rafecas por inexistencia de delito pero luego la Cámara de Casación la reabrió y pasó al juez Claudio Bonadio, que procesó a la ex presidenta y otros 11 acusados, entre ellos el actual senador nacional Oscar Parrilli, el dirigente social Luis D´Elia, el fallecido ex canciller Héctor Timerman, el viceministro de Justicia Juan Martín Mena, y el procurador del Tesoto de la Nación Carlos Zannini, entre otros.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR