Catamarca

Avanzada K en Catamarca: el oficialismo sancionó una ley que elimina el Consejo de la Magistratura

La norma se votó el jueves con la mayoría de senadores del Frente Justicialista para la Victoria; además, se amplió la Corte de Justicia provincial de cinco a siete integrantes. Desde la oposición piden vetar la ley.

lunes 20 de julio de 2020 - 12:05 pm

El oficialismo catamarqueño que responde al gobernador peronista Raul Jalil sancionó este jueves una polémica ley que elimina de cuajo el Consejo de la Magistratura local; además le dio más poder a la Corte de Justicia de Catamarca, al subir de cinco a siete el número de magistrados.

La medida generó un fuerte repudio tanto dentro de la oposición como en la Justicia provincial y nacional, con especial hincapié en la derogación de la norma que el Consejo de la Magistratura catamarqueño creo en el 2000.

A raíz de este avance sobre la Justicia, el Comité Ejecutivo del Foro Federal de Consejos de la Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento de la República Argentina (FOFECMA) dijo estar “preocupado” por la decisión de derogar “la Ley Provincial 5012 del 2000, por la que se creara el Consejo de la Magistratura en la provincia”.

“El Foro reafirma el alto valor institucional que tienen los Consejos de la Magistratura como órganos democráticos, pluralmente integrados y con representación de distintos estamentos, los que a través de concursos públicos de antecedentes y oposición y entrevistas proponen la designación de los postulantes más idóneos para cubrir cargos en la judicatura y en los ministerios públicos”, enfatizaron.

Además remarcaron que se trata de procedimientos que “garantizan la independencia judicial, la igualdad de oportunidades en el acceso a los cargos, el compromiso de los postulantes con los valores democráticos y los derechos humanos y la idoneidad de los mismos, en tanto requisitos imprescindibles para asegurar un Poder Judicial efectivo y en un Estado Constitucional y Convencional de Derecho”.

La defensa del oficialismo

Según el proyecto sancionado en el Parlamento catamarqueño, la norma derogada representaba una violación “ostensible” de artículos de la Constitución provincial “por cuanto ninguno de los poderes del Estado puede arrogarse facultades que no le hayan sido conferidas”.

“Es claramente inconstitucional y falló en su tarea fundacional”, argumentó días atrás el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Jorge Moreno, respecto del Consejo de la Magistratura.

“El Poder Judicial se arrogó facultades propias del gobernador para nombrar magistrados y funcionarios judiciales”, dijo, además de remarcar que eso provocó “un desequilibrio republicano que debe ser subsanado”.

El proyecto obtumo media sanción rápido en la Cámara de Diputados el miércoles, y el jueves consiguió lo propio en el Senado, con la mayoría de votos oficialistas.

En la cámara baja fue tratado sobre tablas y sin la presencia de los legisladores de Juntos por el Cambio, que argumentaron que no estaban dadas las condiciones sanitarias para una sesión presencial en una provincia en Fase 1 y no asistieron.

El ministro de la Corte de Justicia, José Cáceres, fue uno de los que se manifestó en contra. “El Gobierno provincial se sometió voluntariamente a una ley ‘inconstitucional’ porque lo consideraba beneficioso para la Justicia; ahora, volver atrás es retroceder institucionalmente, no tengo dudas”, enfatizó, en diálogo con Radio Valle Viejo.

“Si hay que mejorarlo, como pueden ser los concursos que favorecen a algunos y perjudican a otros, entonces eso sí hay que cambiar, pero el instituto tiene que existir”, agregó. Días atrás, se viralizó un video en el cual dos camaristas catamarqueños -hoy objeto de investigación- aparecen supuestamente recibiendo una presunta coima para liberar a un preso.

Cuestionamientos de la oposición

Bloque UCR

La Unión Cívica Radical de Catamarca

“Catamarca está viviendo un golpe institucional sin precedentes. El gobierno hizo desaparecer el Consejo de la Magistratura e incrementará el número de miembros de la Corte. Es una maniobra para someter al Poder Judicial al capricho del Ejecutivo”, arremetió el diputado nacional Rubén Manzi,(Coalición Cívica-Juntos por el Cambio).

“Vamos a ser la única provincia con la peor calidad institucional que pretende pasar a la prehistoria del derecho público y a una acumulación de poder que nos debe avergonzar”, disparó el vicepresidente del bloque de la UCR, Francisco Monti. Y aseguró que “no es casual que una vez que se rompiera el 0 de los casos de COVID-19 el Gobierno haya avanzado en presentar proyectos para la acumulación de poder”.

La Legislatura además sancionó una modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial para elevar de 5 a 7 los miembros de la Corte. Pero en el oficialismo provincial los aires reformistas son más amplios: Jalil anticipó la inminencia de un decreto de reglamentación de la ley que fija la edad de jubilación de los jueces en 65 años. “La Constitución es clara y los jueces se tienen que jubilar a los 65 años; ellos mismos presentaron un amparo para no cumplirla basándose en la opinión de otros jueces”, argumentó el mandatario, que avanza así en algunos de los ejes reformistas que planteó en la campaña electoral que lo llevó a la gobernación, con fuerte polémica incluso puertas afuera de la provincia.

COMENTARIOS