Política

Procuración: ante las trabas para nombrar a Rafecas, CFK quiere a un hombre del riñón de Verbitsky

Se trata de Víctor Abramovich, exdirector ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); para poder nombrarlo al frente de la Procuración, primero deberán avanzar en un juicio político contra el actual titular interino, Eduardo Casal

lunes 20 de julio de 2020 - 10:43 am

Ante las trabas para avanzar con el nombramiento de Daniel Rafecas al frente de la Procuración General de la Nación, la vicepresidenta quiere copar ese espacio con alguien cercano al periodista y fundador del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky.

La elección de Rafecas respondía a las intenciones del presidente, Alberto Fernández, pero ante las dificultades para que avance su pliego en el Senado, la vicepresidenta busca imponer otro nombre a través de un juicio político al actual titular de la Procuración, Eduardo Casal. El nombre elegido por la vicepresidente es el de Víctor Abramovich, exdirector ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y actual procurador fiscal ante la Corte.

Se trata de un resorte judicial clave en las intenciones de la vicepresidenta de blindarse judicialmente, manejar acusaciones y hacer prevención sobre las causas por corrupción que la preocupan.

Así como el oficialismo requería de dos tercios del Senado para aprobar el pliego de Rafecas, para nombrar a Abramovich primero deberá correr de su cargo al actual procurador interino, Eduardo Casal. Para eso, el oficialismo avanzaría por la vía del juicio político y por eso la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público Fiscal (MPF) puso la lupa sobre su gestión.

La ley orgánica de la Procuración General de la Nación indica que, ante la falta de designación, intervendrá el que tenga más antigüedad en el cargo. De acuerdo con ese reglamento, en la escala siguen los procuradores fiscales ante la Corte Laura Monti y Víctor Abramovich.

Tal como reveló la periodista Candela Ini en La Nación, Laura Monti lo precede en antigüedad, pero no tiene interés de quedarse con el sillón en la Procuración, lo que le allanaría el camino a Abramovich como procurador interino.

Por la pandemia, el candidato elegido por el presidente Alberto Fernández para ocupar la procuración, Rafecas, todavía no pudo asistir a la audiencia pública en la que debería defender su pliego. Para designarlo se requiere el voto de los dos tercios en el Senado, una proporción de la que el oficialismo carece. El mismo requisito hace falta para que avance la iniciativa del juicio político contra Casal. Un horizonte, por ahora, improbable.

COMENTARIOS