Política

Malvinas Argentinas: el intendente fue procesado por defraudación con los planes Progresar

La resolución se firmó en diciembre del año pasado pero se acaba de conocer. Los hechos que analiza la Justicia se registraron en 2015, cuando estaba al frente de la Unidad de Atención Integral (UDAI)

lunes 20 de julio de 2020 - 8:10 am

Leonardo Nardini es intendente del partido de Malvinas Argentinas. Anteriormente, el protagonista estuvo desde 2013 al frente de la Unidad de Atención Integral (UDAI) de aquella localidad.

Según detalla Infobae, cuando en diciembre 2015 cambió el gobierno nacional las nuevas autoridades de Anses hallaron irregularidades en los trámites de 2450 alumnos inscriptos en el Progresar por la UDAI que encabezaba Nardini.

Todos esos beneficiarios habían presentado certificados expedidos por el Centro Educativo Nivel Secundario 451 (CENS 451) de la localidad de Tortuguitas donde se dictaban clases para adultos.

Ese número inicial de la sospecha de irregularidades se redujo a 814 casos que fueron los cargados en el sistema de Anses en 2015. Se abrió un sumario administrativo donde quedó demostrado que había en el segundo piso una “UDAI paralela” que atendía especialmente los trámites del Progresar. Trabajaban allí militantes de Kolina que no eran empleados de Anses con algunos funcionarios de planta.

Luego del sumario administrativo que terminó con el despido con causa de tres funcionarios de Anses, algo que le hubiese correspondido a Nardini de haber seguido en funciones, se hizo la denuncia penal para que se investigara si hubo delito en el ingreso al sistema de las autorizaciones para los beneficiarios del Progresar.

El caso tramita en el juzgado federal de San Martín a cargo de Alicia Vence con intervención del fiscal Paulo Starc. La jueza procesó en diciembre de 2019 -el procesamiento se conoce recién ahora- al intendente de Malvinas Argentinas por el delito de fraude contra la administración pública cometido en 596 casos de personas que fueron mal inscriptas en el Progresar. También fueron procesados los empleados de Anses y los colaboradores “externos” que participaron de la maniobra encabezada por Nardini.

Se demostró la falta de exigencia de las constancias educativas y omisión en la confección de los legajos; que se ingresaron trámites sin haber sido solicitados y que se otorgaron ingresos a trámites con “documentación recibida” en lugares externos a la UDAI. También quedó corroborado el uso de la clave personal de Nardini pese a su ausencia en gran del parte del 2015 debido a que –entre otras cosas- estaba en campaña electoral.

COMENTARIOS