Política

Alberto Fernandez impulsará esta semana la polémica reforma judicial con sello K

Entre las medidas pautadas el presidente se encuentra "la reconstrucción del fuero federal"A su vez, advirtió que el plan "va más allá" de los tribunales de Comodoro Py en los que se investigan causas de corrupción de funcionarios, entre ellos la vice Cristina Kirchner.

domingo 19 de julio de 2020 - 11:32 am

La reforma judicial pautada para impulsarse esta semana “ordena a la justicia federal de todo el país para que empiece a funcionar de otra manera” y contempla la creación de “más tribunales, más fiscalías, más defensorías, más tribunales orales“, según declaraciones del mismo Alberto Fernández. En ese sentido, planteó que van “a reconstruir el fuero federal”.

El actual mandatario aseguró que “ningún juez” perderá las causas que tienen a su cargo y que su “mayor preocupación” es que nadie considere que la iniciativa es “para garantizar la impunidad de Fulano o Mengano”. “Las reglas del debido proceso están absolutamente garantizadas”, afirmó.

Señaló que se trata de un proyecto “tan ambicioso como necesario” porque, en su consideración, “la justicia federal se ha exhibido con un funcionamiento defectuoso“. En ese sentido, planteó que la reforma “tiene una ley que ordena a la justicia federal de todo el país para que empiece a funcionar de otra manera”.

La propuesta por parte del gobierno nacional y que tiene como fecha de envío al Congreso esta semana, comprendió “hacer un reordenamiento de todo el sistema” por lo que el cambio está planteado para realizarse “en toda la justicia federal nacional, con el propósito de que eso funcione bien”.

El proyecto tiene como una de sus cuestiones principales la unificación de los fueros federales la cual avanzaría en “el traspaso de la justicia ordinaria a la justicia de la Ciudad, que es algo que está pendiente”.

En una entrevista brindada a Página 12, el presidente comunicó que existen una serie de problemas a abordar: “Ejemplo: ¿la Corte Suprema está funcionando cómo debe? ¿Para funcionar mejor hay que ampliar o no hay que ampliar la cantidad de jueces? ¿Hay que dividirlos en salas? ¿Cuándo tiene que intervenir la Corte Suprema? Eso es revisar el recurso extraordinario”, afirmó.

En sus declaraciones, Fernández criticó que el Poder Judicial “tiene cierta forma conservadora que resiste a los cambios” y calificó al sistema actual como “un engendro donde siguieron coexistiendo los juzgados de instrucción con los tribunales orales para que los jueces de instrucción no pierdan el poder que tenían”.

A su vez, se mostró a favor de avanzar en la implementación del sistema acusatorio, que ya rige en algunas provincias y que le otorga mayor poder a los fiscales en la investigación. Además dio a entender que impulsará el juicio por jurados. “¿Lo vamos a poner alguna vez en Argentina? Yo tengo opinión formada, no importa mi opinión pero sí quiero que el Consejo se expida”, afirmó.

Dijo que la experiencia le demostró que “los jueces también son muy influidos por los medios y por el contexto” y que en su consideración “es mucho más difícil influir a doce personas que a una, y por ahí el juicio por jurados es una solución”.

Por otra parte, expresó que nunca estuvo de acuerdo con la “ley del arrepentido” y que revisaría la norma que permite reducir la pena a toda persona imputada que brinde información comprobable sobre casos de corrupción y que fue clave en el avance varias causas que protagonizan exfuncionarios kirchnerista.

COMENTARIOS