Salud

Métodos caseros para quitar el olor a humedad de los muebles

Cómo evitar que se estropeen con el paso del tiempo

domingo 2 de agosto de 2020 - 7:27 am

Con el paso del tiempo, los muebles pueden tomar diferentes olores. Para evitar que esa humedad acabe en hongo o moho y termine estropeando la madera, disponés de algunos métodos caseros.

Bicarbonato de sodio

Agarrá un baldeo de agua fría y limpiá y disolvé allí seis cucharadas de bicarbonato de sodio. Sumerí un cepillo suave en el recipiente y fregá todos los rincones del mueble para intentar quitar el olor a humedad. Cuando acabes podés enjuagarlo y quitar los restos de bicarbonato con un paño mojado en agua limpia.

Bicarbonato, rociador y vinagre blanco

Añadile al rociador agua con vinagre (5 tapones de agua por cada uno de vinagre). Rociá el mueble con esta mezcla y retirá el agua con un paño. Repetí esto una vez más. A continuación, disolvé el bicarbonato en agua y aplicalo sobre el mueble, sin llegar a empaparlo y dejá que se seque al sol.

También podés hacer otra versión. Cuando apliques la solución con agua y vinagre, dejá que se seque al sol. Luego echale bicarbonato de sodio en polvo y dejá que actúe durante la noche. A la mañana siguiente aspirá el bicarbonato y acabá de sacar los restos con un paño húmedo.

Café

Es una buena alternativa para intentar acabar con el olor a humedad en sitios cerrados. Poné café molido y seco en un recipiente dentro del armario o de los cajones. Dejalo ahí un día entero como mínimo y cerrá el armario durante ese tiempo. Si ves que cuesta, podés reponer el café en caso de que lo veas necesario. Podés hacer lo mismo con carbón.

Luz solar

El sol es el mejor secador en estos casos, sobre todo si el olor no es muy fuerte y el estado del mueble no es muy grave. Si podés poner el mueble al sol, los rayos solares secarán la humedad. Tiene que estar un mínimo de unas 5 horas, pero ni se te ocurra dejarlo un día entero. Podés repetirlo varios días y, si el olor es muy fuerte, podés ayudarte con bicarbonato. Rociás un poco sobre el mueble y dejás secar al sol.

Lijar

Si has localizado la zona en la que está dañado por la humedad y ves que empieza a dañarlo de verdad, lijalo para que éste respire unos días en un sitio en el que no haya humedad. Luego, volvé a aplicarle un tinte y, cuando ya esté seco, una capa de acabado transparente para sellar el color.

Jabón de madera

Podés comprar un jabón de madera que esté indicado para acabar con los gérmenes y las bacterias, los responsables muchas veces de huela a humedad. Antes de usarlo leé bien las indicaciones del fabricante.

Para los armarios, lo más importante es no meter ropa u objetos mojados y sucios ya que propicia que aparezca moho y hongos en la madera. Intentá que no esté lleno del todo. Dejá espacio entre los objetos que guardes en él para que corra un poco el aire.

Fuente: El mueble

COMENTARIOS