Salud

Qué hacer ante una fuga de gas

Las precauciones que hay que tener para evitar asfixias o accidentes

sábado 1 de agosto de 2020 - 7:24 am

Una fuga de gas se refiere a una filtración de gas natural u otro producto gaseoso, desde una tubería u otra conducción o contención, a cualquier área donde el gas no tendría que estar presente.

La fuga de gas natural de un electrodoméstico en el hogar es poco frecuente pero peligrosa. Si una persona queda atrapada en una habitación en donde hay una puede asfixiarse y, si la fuga persiste, el gas acumulado puede provocar un incendio o una explosión.

Es fácil detectarla ya que el gas combustible tiene un olor muy distintivo que se le agrega para permitir su rápida detección. Si bien existen detectores de gas para el hogar disponibles en el mercado, sólo hacen falta si no se tiene un buen sentido del olfato.

Se puede percibir un olor débil a gas si la luz del piloto de una cocina, un calentador de agua a gas o un fuego a gas se apaga, o si la llama de una hornalla del horno se extingue. Eso es lo primero que debe verificar. Si el olor a gas se vuelve más fuerte o persiste después de que hayas hecho estas verificaciones, debés tomar medidas de inmediato para evitar que se acumule.

Qué hacer en caso de una fuga

– Apagá el gas:  Los aparatos a gas individuales tienen su propia llave de gas; la llave de gas de la red de suministro es una palanca grande que se encuentra sobre la tubería de gas junto al medidor. Mové la palanca 90 grados hacia la posición de apagado y cortá el suministro de gas.

– Evitá las chispas y apague las llamas: No toques ningún interruptor eléctrico ya que si los encendés o apagás podrías crear una chispa y desencadenar una explosión. Apagá de inmediato las velas que estén encendidas, apagá las hornallas y sofocá las llamas de fuegos naturales. Los cigarrillos encendidos se deben extinguir de inmediato con agua.

– Dispersá el gas: Abrí todas las puertas y ventanas para que el gas se disperse.

– Evacuá la zona: Mantené a todos lejos de las zonas afectadas ya que las emanaciones de gas podrían volverse asfixiantes. Avisá a los vecinos más cercanos y pediles que transmitan la advertencia.

– Llamá a las autoridades: Llamá al número de emergencias de tulocalidad. Deberás indicar su ubicación, nombre y número de teléfono, cuántas personas hay en el lugar, cuánto hace que has notado el olor y si proviene de una bodega o sótano. Estate preparado para brindar los detalles de cualquier circunstancia especial o información de acceso.

Se debe controlar la seguridad de los aparatos a gas cada 12 meses. Esto debe hacerlo un técnico matriculado.

Fuente: Selecciones

COMENTARIOS