Política

“Se van a Recoleta con el c… roto”: los contradictorios tuits de D’Elía, internado en el Otamendi

El dirigente kirchnerista dio positivo por coronavirus y se encuentra internado en el Sanatorio Otamendi, del barrio porteño de Recoleta; su estadía en el nosocomio privado generó críticas por parte de usuarios en redes que recordaron sus ataques a los habitantes del barrio porteño

jueves 16 de julio de 2020 - 12:53 pm

Esta semana, Luis D’Elia dio positivo de coronavirus, por lo que se encuentra internado desde entonces en el Sanatorio Otamendi, del barrio porteño de Recoleta. El dirigente kirchnerista, quien se caracteriza por no tener pelos en la lengua, durante todos estos años se encargó de dejar de manifiesto su odio hacia “la oligarquía”, pero insólitamente se encuentra internado en el prestigioso nosocomio ubicado en Recoleta.

El referente del partido MILES cumplía prisión domiciliaria por integrar el grupo de riesgo en relación al COVID-19, ya que padece de diabetes, hipertensión, sobrepeso y problemas cardíacos. Fuentes de la Federación de Tierra y Vivienda, la organización que conduce el dirigente, confirmaron a la agencia Télam que luego de haber hecho su editorial en Radio Rebelde, “le subió la fiebre y sintió dolores musculares, por lo que se hizo el análisis de coronavirus y le dio positivo. Entonces los médicos decidieron internarlo”.

Lo cierto es que la situación actual del dirigente ultrakirchnerista es contradictoria en cuanto a su discurso, según le reprocharon cientos de usuarios en las redes sociales. Estos comentarios le recriminaron que, en lugar de ser internado y tratado en un Hospital Público, D’Elia se encuentra en una de las clínicas más prestigiosas de la Ciudad de Buenos Aires.

El dirigente social suele expresarse por su cuenta personal de Twitter, donde ha dejado pruebas suficientes que desnudan su postura y muestran esta incongruencia de sus palabras. Pero los usuarios de la red social no se lo dejaron pasar por alto.

En una publicación del 2010, D’Elia se tomó el tiempo de responder a una usuaria de la red social, en la que destaca tanto al sistema de educación público como al de salud…

Tiempo atrás, incluso llegó a criticar a los habitantes del barrio porteño en el que se encuentra internado. Al respecto, en 2010, escribió: “Mirá, mirá, mirá, sacale una foto se van a Recoleta con el culo roto”

En el día de ayer, se refirió a su estado con un irónico tuit donde salió al cruce de versiones sobre su situación personal. “Tantas veces me mataron… Tantas veces me morí… Sin embargo estoy aquí, resucitando…”, escribió el líder piquetero, de 63 años, que cumple prisión domiciliaria, condenado a tres años y 9 meses de prisión por la toma de una comisaría en el barrio porteño de La Boca, en 2004.

COMENTARIOS