Economía

¿Se acelera la suba del dólar?: grandes jugadores estiman al oficial en los “tres dígitos” para fin de año

Algunas entidades del exterior advierten que el Banco Central "liberará" el tipo de cambio que ya registra subas de hasta un 20% en lo que va del año.

miércoles 15 de julio de 2020 - 10:58 am

En en el mercado financiero, algunos creen que el BCRA deberá incrementar el ritmo de devaluación, más allá de las subas que haya registrado en el año el dólar que digita la entidad. Después de haber deslizado el tipo de cambio mayorista 2,80% en junio, un porcentaje mayor al que venía haciéndolo meses atrás, en lo que va de este mes ya trepa casi 1 peso hasta los $71,30.

Distintos bancos internacionales, como Citigroup Global Markets y HSBC, estiman que para fines del 2020 el dólar oficial alcance un valor cercano a los tres dígitos: un precio de $102 y 100 pesos, respectivamente. Si bien estos bancos no están con el “consenso” que habla de un valor estimado de $88, son dos de las principales entidades que juegan fuerte en el mercado de cambios de la Argentina.

Los rumores que surgen en el mercado, hablan de que el titular del BCRA, Miguel Pesce, no quiere soltar más al dólar porque ante el escenario de incertidumbre con la crisis económica y la deuda, podría acelerar la inflación (hasta el momento estable).

Varias consultoras advierten que unificar y volver al Mercado Único y Libre de Cambios actualmente no está dentro de las posibilidades, ya que el dólar de cuenta financiera contagiaría el nivel y la volatilidad que amerita el comercial. Éste pronóstico fue brindado por LCG, la consultora que fuera de Martín Lousteau.

Argentina va a poder volver a funcionar con un mercado único y libre de cambios una vez que resuelva los desequilibrios fiscales y monetarios. Mientras tanto, habrá que conformarse con políticas de segundo mejor. En este sentido, es que un mercado formalmente desdoblado puede ser un camino hacia una normalidad. No cualquier desdoblamiento, sino uno que garantice un dólar competitivo y estable a mediano plazo que compense el gap de productividad que el país no tiene con un dólar volátil de cuenta financiera. Estabilidad real para las decisiones de mediano plazo y volatilidad de corto para no generar seguros de cambio”, dicen la consultora.

Echarle la culpa al ordenamiento de un mercado es invertir el orden de causalidad, buscar un culpable o al menos no comprender los problemas estructurales de nuestra economía”, advierten.

La idea de mantener un tipo de cambio bajo contrariaría el propósito de aumentar la exportación y que crezcan así las reservas internacionales, además del actual dólar soja que ronda los $50 por las retenciones y que tampoco fomenta los ánimos de vender y liquidar divisas.

Las aspiraciones oficiales hablan llegar a tener un nivel de reservas elevado. Martín Guzmán avisó que no habrá relajamiento de los controles de capitales (cepo) hasta que las reservas del Banco Central lleguen a u$s65.000 millones.

COMENTARIOS