Belleza

Remedios caseros para las bolsas de los ojos

Cómo disminuir la presencia de bolsas y ojeras de forma natural

martes 28 de julio de 2020 - 7:07 am

Las bolsas en los ojos son protuberancias que suelen presentar un color más oscuro que el resto de la piel y que pueden aparecer por razones diversas como un estilo de vida frenético, la falta de descanso o unos hábitos poco saludables.

Si bien es cierto que normalmente no son molestas, a nivel estético son uno de los problemas más comunes. Por este motivo es importante aprender a cuidar del contorno de los ojos y poner en práctica algunos consejos para deshincharlas.

Algunos de los factores que las originan son:

– Factores genéticos

– Pérdida del tono muscular del párpado inferior del ojo: la piel se vuelve laxa y flácida con el tiempo

– Retención de líquidos: aparecen cuando el área del párpado inferior drena menos que otras partes del rostro

– Mal descanso: las bolsas que aparecen por el cansancio suelen se transitorias

– Alergias: también pueden ser temporales

– Malos hábitos como el tabaquismo y la mala alimentación

La efectividad que tendrán estos remedios caseros para ojeras y bolsas dependerá, en gran parte, de los motivos por los cuales hayan aparecido. Si se trata de una tendencia genética, por ejemplo, es muy difícil que los remedios naturales puedan hacerlas desaparecer por completo. Sin embargo, estos sí son efectivos para desinflamar, atenuar y reducir notablemente en muchas ocasiones.

Pepino sobre las bolsas y ojeras

Su alto contenido en agua, minerales como el zinc, el calcio y el ácido fólico, así como en vitaminas B, C y E hacen del pepino un alimento lleno de propiedades antiinflamatorias para reducir las bolsas en los ojos.

– Antes de usarlo, metelo unos minutos en el congelador, pues el frío ayudará a estimular el flujo de sangre por las zonas afectadas.

– Después, lavalo, córtalo en rodajas y coloca un par sobre tus ojos. Verás cómo notas sus efectos en cuestión de minutos: calma la piel, hidrata y reduce la inflamación.

– Cuando veas que las rodajas pierden su efecto frío, cambialas por otras más frías.

Aceite de almendras

Además de ser rico en vitaminas A, B y E, se ha convertido en un ingrediente esencial en el mundo de la cosmética gracias a sus propiedades. Cuenta con una gran capacidad de hidratación y absorción, así que solo tendrás que aplicar unas gotas sobre tu dedo anular y, con este, masajear el contorno de los ojos antes de ir a dormir.

Añadí este paso a tu rutina de cuidados diarios y notarás tus ojeras menos marcadas y las bolsas disminuirán su tamaño.

Manzanilla

Cuenta con propiedades calmantes y antiinflamatorias, por lo que además de ser buena para la digestión, también podrá ayudarte a quitar bolsas y ojeras. Prepará una infusión de manzanilla y cuando esté a temperatura ambiente, empapá dos trozos de algodón y colocalos sobre los ojos durante 15 minutos.

Si haces la infusión con bolsas, te recomendamos dejarlas en la heladea durante 15 minutos una vez hayas elaborado la infusión. A continuación, poné las bolsas frías directamente sobre tus ojos.

Aloe vera

Puede ayudar a eliminarlas gracias a su alto contenido en vitaminas A, C, B12 y E y a su poder antiinflamatorio y antioxidante. Además, es un gran hidratante natural que mejora la elasticidad de la piel notablemente, por lo que puede retrasar algunos signos de envejecimiento. Aplicá unas gotas en la zona inferior del ojo y masajeá durante medio minuto.

Mascarilla de limón y tomate

– Mezclá 5 gotas de jugo de limón con medio tomate.

– Triturá y mezclá bien para fusionar ambos alimentos.

– Si queda muy líquido, podés añadir una cucharadita de harina para espesar.

– Cuando la mezcla sea una pasta, aplicala sobre tus bolsas y dejá que actúe entre 5 y 7 minutos.

– Retirala con abundante agua tibia y repetí la mascarilla un par o tres veces por semana.

Manteca de karité

Hidrata, protege y regenera la dermis rápidamente. Además, es beneficiosa y eficaz para los cuidados del contorno de ojos, dado que es rica en vitamina A y antioxidantes. Aplicarla sobre el contorno con pequeños toques ayuda a recomponer las fibras de colágeno de la zona, además de estimular la elasticidad.

Mascarilla de palta

Machacá media palta y añadí unas gotas de aceite de almendras para potenciar las propiedades humectantes y purificadoras. Aplicá la pasta sobre el área afectada, dando pequeños golpes, y dejá que actúe durante 10 minutos. Finalmente, retirá con agua tibia.

Además de estos remedios, existen otros consejos que te ayudarán tanto a prevenir como a tratar la aparición de bolsas en los ojos.

Limpieza profunda: limpiá bien tu rostro antes de acostarte. Deshacete de restos de maquillaje y cualquier toxina que pueda provocar rojeces e irritaciones.

Descansá suficientes horas: es recomendable dormir de 7 a 9 horas diarias. Hacelo sobre una almohada gruesa y firme, así podrás evitar la retención de líquido en dichas zonas.

Hacé ejercicio: gracias al deporte, activarás el sistema circulatorio y lograrás sudar las toxinas innecesarias para el cuerpo, a menudo culpables de la retención de líquidos y la aparición de bolsas.

Llevá una buena alimentación: cuidá de tu dieta y come siempre frutas y verduras para disfrutar de las propiedades de estos alimentos. Apostá, por ejemplo, por las espinacas, la berenjena, la zanahoria, la fresa o el kiwi, entre otras.

Decile adiós a los malos hábitos: el azúcar, el tabaco y el alcohol son los grandes enemigos de la salud de la piel, así que para lucir una tez sana y luminosa, tendrías que eliminarlos.

Mantente hidratado: beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día ayudará a depurar tu organismo y a estimular la regeneración celular.

Realizá rutinas de cuidado específicas: aplicate a diario crema hidratante y específicas para el contorno de ojos adaptadas a tu tipo de piel.

Fuente: Un cómo

COMENTARIOS