Coronavirus

Tras un mes internado con coronavirus, falleció el maestro de actores Agustín Alezzo

El director teatral, de 84 años, había llegado al Sanatorio de la Trinidad a principios de junio por una infección urinaria y allí fue sometido a un test de COVID-19 que le dio positivo

jueves 9 de julio de 2020 - 4:05 pm

Aunque parecía que su estado de salud había mejorado, este jueves por la tarde se confirmó la noticia del fallecimiento por coronavirus de Agusín Alezzo. El director de actores, de 84 años, estaba internado en el Sanantorio de la Trinidad desde principios del mes de junio a raíz de un cuadro de infección urinaria, pero fue sometido a un test de COVID-19 que le dio positivo.

Alezzo nunca había manifestado síntomas de coronavirus antes de llegar al hospital, más allá de un estado febril. Y, aunque tuvo que utilizar un respirador artificial durante unas semanas, ya se lo habían retirado.

El pasado 6 de julio, Carlos Rottemberg publicó un tuit desde la cuenta de Multiteatro que decía: “Muy buena noticia: luego de más de un mes de internación en el sector de cuidados intensivos, el director teatral Agustín Alezzo fue trasladado hoy a una habitación común para continuar con su rehabilitación, superando el cuadro crítico que lo aquejaba”.

 

Sin embargo, apenas tres días después, el empresario le confirmó a Teleshow la triste noticia sobre la partida del director: “Entró el 1 de junio al sanatorio y el 7 de junio pasó a terapia. Estaba muy bien estos días. Ayer hablé por teléfono con él, fue su mejor día. Esto fue una cosa repentina, sucedió a horas del mediodía. Es increíble. Me van a dar un parte médico para explicar lo que pasó. Pero la verdad es que la luchó toda. Dio positivo en COVID-19 el mismo día que entró y pasó más de un mes. Pero, en su mejor momento, tuvo una mala noche y murió”, contó Rottemberg.

Alezzo no estaba viviendo un buen momento anímico ni económico ya que, a raíz de la cuarentena, había tenido que suspender la inauguración de la nueva sede de El Duende, que también funcionaba como sala de teatro independiente, y había manifestado su preocupación ante la posibilidad de tener que cerrarla definitivamente por falta de ingresos.

Pero, junto con la mejoría en su estado de salud, a fines de junio Alezzo había recibido la buena noticia de que la dirección del Instituto Nacional del Teatro (INT) había aprobado darle un premio honorífico a su trayectoria, que le permitirá sostener la Escuela de Formación Actoral que había fundado en 1966 y en la que había gestado a muchos de los mejores intérpretes de la Argentina.

Rottemberg contó “Ayer Federico (Tombetti, un profesor de su escuela), que estaba con él, me lo puso en el teléfono y Agustín me regaló el hecho de poder dialogar con unos minutos desde la cama, pero contento porque ya salía. Y hoy a las 12 del mediodía dijo no había pasado una buena noche. Al ratito me llamó el Director de la clínica para contarme lo que estaba pasando en ese momento, que finalmente había fallecido”.

COMENTARIOS