River Plate

Aguilar rompió el silencio y recordó el escándalo entre Ameli y Tuzzio

Después de mucho tiempo sin hablar, el expresidente del Millonario contó cómo se vivió puertas adentro aquel episodio tan recordado entre ambos jugadores

miércoles 8 de julio de 2020 - 5:47 pm

José María Aguilar quedará marcado para siempre como uno de los máximos responsables en cuanto a las causas que llevaron a River al descenso. El repudio de los hinchas del Millonario y varios hechos de violencia que se produjeron en su gestión lo llevaron a la marginalidad absoluta y a la sombras, hasta no dar más entrevistas ni aparecer en los medios.

Sin embargo, el expresidente del club de Núñez eligió romper el silencio, pero para referirse a la escandalosa situación que protagonizaron Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli. 

En 2005, mientras el River de Leonardo Astrada buscaba la Copa Libertadores que terminó perdiendo en semifinales ante el San Pablo, el vestuario era un hervidero por “la traición” de Ameli a Tuzzio: el Coco era el amante de la mujer de su compañero de zaga.

“Fue una situación muy perturbadora hacia adentro y de repercusiones incalculables hacia afuera. Una revelación de esta naturaleza abre puertas insondables, una Caja de Pandora. La infidelidad, escenificada en el principal equipo de la Argentina, despierta una curiosidad y sensibilidad insuperables“, explicó Aguilar en una nota con La Nación.

Además, contó detalles de cómo se llegó a tomar la decisión de que ambos jugadores continuaran en en equipo, ya que eran factores importantes en el once titular “La permanencia de ambos en el plantel era una prueba de liderazgo muy severa para el cuerpo técnico y los dirigentes, y un mensaje muy claro en cuanto a las reglas a seguir. Le dimos prioridad al aspecto deportivo”, sentenció.

El defensor, según precisó el exdirigente, juntó a sus compañeros y expuso la situación: “El malparido se está acostando con mi mujer hace dos meses”. Con esa frase, Aguilar asegura que, “Tuzzio provocó una bomba, no solo en el plantel, sino en todo River”.

“Seguramente en el plantel se formó un grupo amelista y otro tuzzista, pero no al límite de causar una grave división. Tuzio quedó como el bueno y Ameli como el malo. Honestamente, a estas alturas de las circunstancias, no estoy tan seguro de que fuera así”, sostuvo.

Y agregó al respecto: “Para Ameli significó el final de su carrera, prácticamente. Fue el más perjudicado, yo me quedé mal por eso. Tuzzio fue egoísta, ocupó el papel de víctima, lo cual le dio el apoyo de gran parte del plantel. No sé si Eduardo era víctima, porque tampoco estoy seguro de que las haya en este tipo de situaciones, no me atrevo a afirmarlo”.

 

COMENTARIOS