Policiales

En tres días se escaparon doce pacientes de clínicas antes de conocer si tenían o no coronavirus

Como resultan un posible peligro para otros, ya que podrían propagar el virus si están infectados, las autoridades de los lugares de atención reportaron lo sucedido a la Policía de la Ciudad, que comunicó los hechos al juzgado federal de turno

martes 7 de julio de 2020 - 10:56 pm

Entre el 1 y el 3 de julio se denunciaron en la justicia federal un tipo de casos dignos de los tiempos que vivimos: se trata de 12 personas que, mientras esperaban el resultado del test de coronavirus, abandonaron el centro médico en el que estaban aguardadando y se fueron.

La “fuga” de tantas personas en tan solo 72 horas de iniciada la nueva fase más estricta de la cuarentena obligatoria en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) quedó asentada en el Juzgado Federal 11- a cargo de Marcelo Martínez De Giorgi- que entró de turno con las fuerzas de seguridad el primer día del mes y tiene jurisdicción solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los decretos de necesidad y urgencia (DNU) del presidente Alberto Fernández determinan que quienes violen el aislamiento serán denunciados por la comisión de los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal. El último establece que “será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”.

El artículo 205 tipifica los delitos contra la salud pública, diciendo que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. Es por eso que interviene la justicia federal.

Según informó Infobae, de las 12 personas que se fueron de los hospitales o clínicas antes de conocer el resultado de sus tests de coronavirus, nueve ya fueron encontradas y aún se busca a tres cuyos resultados fueron positivos y pueden esparcir el virus.

La Policía de la Ciudad fue alertada debido a que un joven, que estaba alojado en un hotel de los que la Ciudad de Buenos Aires utiliza para aislar a los infectados, se había escapado de allí. Lo buscaron y lo encontraron con cierta rapidez.

En el hospital Ramos Mejía se reportó otro de los casos. Una pareja abandonó el lugar antes de saber el resultado de los análisis y cuando los encontraron se conoció que ambos estaban infectados de coronavirus. En el sanatorio Mitre un hombre no esperó recibir el resultado y se fue. Lo buscaron, lo hallaron y se supo que no estaba infectado.

En las primeras 72 horas del turno policial se denunció también un caso diferente. Fue el de una mujer que llegó a la maternidad Sardá a dar a luz a su bebé con su marido y, tras un parto normal, les contó a los médicos que tanto ella como su marido eran positivos de Covid-19. Ello comprometió la situación de los que asistieron el parto y de quienes estuvieron en contacto con el marido, que se movió por la maternidad sin ninguna restricción.

 

COMENTARIOS