Judiciales

Espionaje ilegal: Majul presentó un comunicado “en defensa propia y para terminar con la mentira”

El documento que lleva la firma del periodista constituye "la respuesta final a la disparatada acusación de Hugo Moyano y su abogado, Daniel Llermanos"

martes 7 de julio de 2020 - 7:15 am

Después de ser acusado por dirigentes del kirchnerismo de formar parte de una supuesta red de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, Luis Majul emitió un comunicado “en defensa propia y para terminar con la mentira”.

El documento que lleva la firma del periodista y que fue presentado ante el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, constituye “la respuesta final a la disparatada acusación de Hugo Moyano y su abogado, Daniel Llermanos”.

“Moyano afirma que yo tenía vínculos con espías de la AFI. Que uno de ellos, Alan Ruiz, actuaba como ‘productor ejecutivo del programa. Que otra agente, Mercedes Funes Silva, se encontraba dentro del estudio de América, durante la emisión de la Cornisa”, explica el periodista. Y agrega: “son todas mentiras. Esta es la verdad”, como replica Clarín.

“El 17 de octubre de 2018 se viralizó en las redes un escrache intimidatorio con imágenes adulteradas del procurador de la provincia de Buenos Aires, mías y de mi mujer. El 18 de octubre, Pablo Moyano, mostró por televisión la misma basura. Así empezó a perpetrar el delito de incitación a la violencia”, recordó.

Luego, aseguró que “el 20 de octubre, aparecieron cientos de afiches intimidatorios, anónimos y pegados en forma ilegal. Con el mismo texto y las mismas fotos adulteradas”. Estos fueron pegados en Congreso, Constitución (cerca de la Federación de Camioneros) y en la zona donde tiene su sede América TV.

Y continuó: “Dos días después del escrache, el 22 de octubre, no me escondí, ni recurrí a ningún espía: denuncié los hechos ante la justicia y lo publiqué en mis programas y mis redes. La fiscal de la causa pidió: grabaciones de cámaras a la División Monitoreo Urbano de la Policía de la Ciudad y de comercios privados apuntando a la calle, el análisis de las imágenes por parte de la Policía Federal y un listado de comunicación con las antenas y las celdas de las áreas donde se pegaron los afiches”.

“La operación escrache fue muy burda. Se inició en la zona cercana al Sindicato y Federación de Camioneros. Quienes pegaron los afiches tenían la ropa del sindicato de Camioneros. Pero Moyano y Llermanos no hablan de eso. Me siguen acusando de delitos inventados y que no están en el Código penal”, opinó.

Además, Majul remarcó que el juez Ariel lijo “desestimó las denuncias por inexistencia de delito; sobreseyó a Alfredo Leuco, Gustavo Grabia y Alejandro Fantino; explicó que las acusaciones de Moyano y Llermanos no eran denuncias certeras sino conjeturas y que los periodistas no estabamos cometiendo ningún delito, sino trabajando de periodistas”.

COMENTARIOS