Cuadernos

La fortuna Fabián Gutiérrez creció más de 15 veces en ocho años y era investigado por la Justicia

El exsecretario de Cristina Kirchner había sido denunciado por la Unidad de Información Financiera por sospechas de enriquecimiento ilícito y lavado

sábado 4 de julio de 2020 - 8:26 pm

Fabián Gutiérrez era buscado desde el jueves y este sábado apareció muerto en el domicilio de uno de los sospechosos detenidos por el homicidio. El exsecretario de Cristina Kirchner era un testigo “arrepentido” en la causa de los “cuadernos de las coimas”.

La Justicia había investigado a la víctima por enriquecimiento ilícito y lavado. “Quien fuera secretario de Cristina Kirchner habría adquirido bienes de gran relevancia económica, habiendo detectado irregularidades que comprometerían la concordancia con sus ingresos formales“, expresa formalmente una denuncia hecha por la Unidad de Información Financiera (UIF).

En 2009 el patrimonio de Gutiérrez también estuvo en la mira y fue imputado en una causa de enriquecimiento ilícito en relación a una vivienda construida en El Calafate, de la que luego fue sobreseído.

En un último informe de la UIF consta que el exsecretario en “2015 declaró percibir ingresos por honorarios y alquileres por 52.000 pesos mensuales, que después no figuraron en la declaración jurada”. Guitérrez estaba también vinculado a un conglomerado de firmas: Patagonia Gourmet SA, Contruc-Sec SA, CYD Servicios, Tierra Austral, Patagonia Landscape SA, Komprometidos SA (donde se desempeñó como gerente) .

La causa impulsada por la denuncia de la UIF se concentró en el crecimiento de los bienes de Gutiérrez y durante los años 2012, 2013 y 2014 sus declaraciones fueron rectificadas, algunas, más de una vez. El patrimonio en 2015 “representa más de 15 veces su patrimonio del año 2007 (15,27%, que surge de la relación entre 4.155.358,64 y 272.102,94 pesos)”, expresa la denuncia.

La Justicia investigaba los ingresos de “gran magnitud por venta de inmuebles y por venta de vehículos”, y que en varios años “superan ampliamente los ingresos por su actividad”. “Hay dudas sobre el valor de las propiedades, sin poder descartar la utilización de testaferros para disimular el patrimonio, o precios de compra subvaluados en relación a altos valores de venta que configurarían una típica maniobra de lavado de activos”, detalla el informe.

 

Fuente: Clarín.

“>

 

COMENTARIOS