Política y redes

Florencia Kirchner denunció que fue censurada en Instagram ¿por reivindicar organizaciones terroristas?

La hija de la vicepresidenta de la Nación compartió una imagen en las redes sociales en honor a Leila Khaled, quien en gran parte del mundo es considerada una figura terrorista dentro del movimiento de resistencia palestino.

viernes 3 de julio de 2020 - 10:49 pm

Florencia Kirchner denunció esta mañana que una publicación que realizó en Instagram fue censurada. La joven cuestionó que le borraran un posteo que había hecho en homenaje a la dirigente palestina Leila Khaled, a quien algunos consideran defensora de la libertad y otros, una terrorista. “Todos súper democrático. Bienvenidos al mundo en el que solo está bien visto ser un inculto”, ironizó.

En el posteo original, la hija de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó: “El horror continúa como siempre para el pueblo palestino. Ella es Leila Khaled. A lxs que no la conocen, no es mal momento para acercarse a su historia, que es también la historia de una resistencia. Fijate, si tu punto de partida, no fue una suerte, un privilegio. Son horribles en sus mundos privados”. La reflexión fue acompañada por el hashtag #PalestinaLibre.

Horas más tarde, la hija de Cristina hizo un segundo posteo para denunciar que la red social había bajado el contenido: “La publicación fue considerada ‘violenta’. Ojalá consideraran violento lo que pasa allá, la vida de miles de niñxs sería diferente. Absolutamente todas las redes censuran en algún momento publicaciones relacionadas al tema. ¿Por qué será? Violencia es que no nos dejen hablar”, reclamó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Florencia Kirchner (@florenciakf) el

Quién es Leila Khaled

Khaled es una militante del frente Popular para la Liberación de Palestina que se volvió conocida internacionalmente tras un secuestro que encabezó cuando tenía 25 años. El 29 de agosto de 1969, entró en la cabina de un avión estadounidense de la Trans World Airlines (TWA) que había hecho escala en Roma. Con ayuda del guerrillero Salim Al-Aisawy, tomó el control y forzó un aterrizaje en Damasco, capital de Siria. Una vez allí, evacuaron a la tripulación e hicieron explotar la aeronave.

Tras el secuestro, fue considerada en Occidente como una terrorista y en los países árabes como una heroína, aunque la percepción no fue unánime en cada bloque. Así, para algunos colectivos de izquierda de Occidente la figura de Khaled simbolizó el activismo revolucionario femenino; a la vez, algunos palestinos consideraron que el secuestro, más que ayudar, contaminó la imagen del pueblo palestino, vinculando su lucha con el terrorismo.

La imagen compartida por Florencia Kirchner es la fotografía más famosa de Khaled tomada por Eddie Adams, quien la hizo posar con un rifle AK-47 y una kefiya luego del secuestro aéreo. La gran difusión que tuvo la fotografía hizo que la militante palestina se sometiera a seis cirugías pláticas en la nariz y el mentón para ocultar su identidad, y poder tomar parte en futuros secuestros, evitando llevar el rostro de un icono.

Actualmente, Khaled continúa militando a favor de la liberación de Palestina, pero reconoció que el secuestro de aviones no representa una forma legítima de protesta. En su momento “el secuestro fue una herramienta táctica en nuestra lucha para  liberar a los prisioneros palestinos de las cárceles israelíes y hacer un llamamiento al mundo para que escuchara los sufrimientos palestinos”, sostuvo la militante en relación al crimen que protagonizó en su juventud.

COMENTARIOS