Renegociación de la deuda

El Gobierno descarta acuerdo con BlackRock y ya prepara nueva oferta para el resto de los bonistas

El ministro de Economía ya prepara la nueva oferta para el resto de los bonistas, que saldrá publicada en el Boletín Oficial

viernes 3 de julio de 2020 - 12:55 pm

El presidente Alberto Fernández se enojó ayer en Olivos cuando se enteró que el fondo BlackRock uno de los principales acreedores de deuda argentina planteó excesivas condiciones para un acuerdo.

“Quiere poner a la Argentina de rodillas”, remarcó Fernández quien acompañó la decisión de Martín Guzmán de descartar un acuerdo con el fondo más duro y generar una nueva oferta para el resto de los bonistas.

“Nos corren el arco todos los días. Una y otra vez. Hasta acá llegamos. Estoy harto de hacer gestos, y que BlackRock no haga nada”, se desahogó el Presidente, según pudo saber Roman Lejtman, en la intimidad de Olivos.

Después de eso, Guzmán instruyó a su staff técnico que avance en la redacción de la nueva oferta oficial, mientras ajustaba la agenda de trabajo que cumplirá por estas horas para sumar más adhesiones de los bonistas que operan al margen de BlackRock y sus socios.

Hasta este jueves, la propuesta del Gobierno a los acreedores privados incluía las siguientes condiciones:

1. Un promedio de quita de capital del 3 por ciento.

2. Pago de cupones desde el año próximo.

3. Pago de los intereses devengados tomados desde el 31 de julio de 2020, para los bonistas que ingresen al canje sin demoras.

4. Limitado uso del sistema jurídico de re-asignación.

5. Se mantienen los derechos adquiridos de los bonos canjeados en 2005.

La propuesta oficial en su versión mejorada fija un Valor Presente Neto (VPN) del bono en 53 dólares. El Comité de Acreedores de la Argentina (ACC) exigía 54.5 dólares de VPN, y los grupos encabezados por BlackRock y Monarch pretendían un rango que iba de 55 a 57 dólares de Valor Presente Neto.

Fernández y Guzmán se plantaron en 53 dólares de VPN, y ahora la estrategia del Gobierno es sumar acreedores privados que compraron bonos muy por debajo de ese valor cuando se conocieron los resultados de las PASO y Mauricio Macri iniciaba su derrota electoral.

Al otro lado del tablero de operaciones, BlackRock y sus aliados se alistan para una partida larga y compleja. Ya han decidido establecer un Lock Up legal –que evitará las fugas de fondos de Ad Hoc y Exchanges hacia la propuesta oficial– y mover todo su poder en Wall Street, la Casa Blanca y el FMI para lograr que Fernández ceda y acepte negociar bajo las condiciones establecidas por Fink.

El Presidente y su ministro de Economía están advertidos de la estrategia de BlackRock y ya decidieron avanzar con su propia hoja de ruta. Guzmán terminará las ultimas conversaciones con los acreedores privados y luego aguardará las instrucciones para cerrar la oferta que se publicará en el Boletín Oficial.

COMENTARIOS