Política

Duras acusaciones de médicos y personal de la salud contra el gobernador Rodolfo Suárez

A casi cuatro meses del inicio del aislamiento preventivo, social y obligatorio, el gobernador de Mendoza continúa en el centro de la polémica por la desinversión en el área de salud, la represión a empleados municipales en el marco de reclamos salariales y la imposición de una funcionaria como miembro de la Corte Suprema.

miércoles 1 de julio de 2020 - 1:31 pm

El inicio de la cuarentena a mediados de marzo -una medida dispuesta con el objetivo de anticiparse a los estragos que atravesaban algunos países europeos- permitió que varias regiones pudieran proveerse del equipamiento e insumos necesarios en materia de salud frente a lo que temían fuese una rápida propagación de la pandemia. En ese sentido, y frente a una crisis económica que azota a la Argentina, el accionar de los políticos continúa siendo el blanco de las miradas de la población, que avecinan un futuro poco prometedor. El centro de las críticas en una provincia cuyana lo continúa ocupando el gobernador de Mendoza: Rodolfo Suárez.

Un pedido que lleva más de un año y reclamos que se acentuaron durante la pandemia ponen en jaque la relación de Suárez con el sistema de salud provincial, que desde entonces y hasta el día de hoy, sin percibir respuesta alguna, sigue manifestándose por condiciones laborales dignas.

Durante la jornada del 30 de junio, se llevó a cabo una Asamblea de Trabajadores en el Hospital Central, donde se le reclamaron al gobernador y a las mismas autoridades de la institución diversas cuestiones: entre ellas, el pago de los sueldos completos a los prestadores, el bono de salud para todo el personal, la apertura de paritarias, el pago de aguinaldos (pospuesto por el mismo gobernador para septiembre) y una cobertura total de OSEP. Asimismo, reclamaron las condiciones en las que se encuentran los hospitales y manifestaron falta de personal e insumos, un contexto en el que en plena pandemia resume el destrato y la desinversión por parte del gobierno.

 

 

“Pasaron más de 30 días desde el anuncio en medios oficiales del pase a planta interina de los precarizados de la salud, sin embargo solo fue otro engaño más para quienes estamos al frente de esta pandemia”, expresó Uma Flores, trabajadora del central, según escribió La Izquierda Diario.

Quienes acompañaron el reclamo fueron los trabajadores de planta permanente, ya que en el marco de la emergencia y de la crisis sanitaria han habido nuevos contratos para distintos servicios. En ese aspecto, denunciaron que a “los que entraron a fines de marzo no les tuvieron en cuenta los días que prestaron servicio, pero a su vez no les están pagando desde hace tres meses”.

El conflicto salarial alcanza incluso a los empleados municipales de la capital de Mendoza, liderada por Ulpiano Suárez -sobrino del gobernador- quienes desde hace más de 22 días continúan alzando sus voces para pedir por salarios que superen la línea de indigencia.

“Hay una pérdida de control en toda la provincia porque no se pagó el aguinaldo, no ha habido paritarias, ni aumentos y así no se puede seguir”, explicó Roberto Macho, Secretario General de ATE a Página 12.Los municipales son 3 mil y más de 300 están bajo la línea de pobreza. Lo que plantea Suárez y que ha firmado con el SOEM entre gallos y medianoches es un engaño. Los municipales trabajan 40 horas semanales y por menos de 10.000 pesos. Tiene que haber aumento salarial al básico. Los trabajadores tienen hambre y esos adicionales son una burla”, detalló Macho, según lo constatado por Explícito Online.

 

 

Por las medidas de fuerza adoptadas (que según el relato de Macho no implicaron la toma de los edificios) la policía comenzó a reprimir de manera brutal a los manifestantes: “un sábado a las ocho y media de la noche estábamos con los compañeros en la municipalidad, con los portones abiertos, sin tomar el edificio y sin infringir ninguna norma, hasta que vino la policía por el portón de atrás. Nos sorprendió todo el pelotón de infantería que se puso a los costados y empezaron a tirarle gases a las compañeras y quemarlas entre las piernas“, contó el secretario a Página 12. “Hoy hay compañeras a las que se les está haciendo ingertos en la entrepierna por como las quemaron“, agregó.

En palabras de Macho al mismo medio, que resumen el contexto de crisis económica y desesperación, “lo que hace la policía es cazar a los compañeros: los arrodillan, le sacan los documentos, le rompen el celular y los imputan, como en la dictadura”.

 

 

En relación a este aspecto, desde la Red por los Derechos Humanos Mendoza repudiaron la represión desplegada por el gobernador y el intendente de la capital y advirtieron que a través de su comportamiento estarían “utilizando la emergencia sanitaria para avanzar en la suspensión de garantías constitucionales y en el aumento de la mano dura”.

En un documento difundido este domingo tras la detención y procesamiento de 38 trabajadores y trabajadoras municipales, a los cuales se les iniciaron causas relacionadas al artículo 205 del Código Penal (el que se uso en el decreto fundacional de la vigilancia de la cuarentena) la red remarcó: “Las detenciones y los allanamientos ilegales a dirigentes luego de movilizaciones, como la represión de este sábado 27 de junio, vaticinan las modificaciones del Código de Contravención, utilizando la emergencia sanitaria para avanzar en la suspensión de garantías constitucionales y en el aumento de la mano dura”.

Documento Red Ddhh Represio… by Explícito Online on Scribd

Por otra parte, continúa el conflicto institucional desatado apenas Suárez propuso a Teresa Day como miembro de la Corte Suprema, cuestionada por constitucionalistas por no cumplir los requisitos que pide la Carta Magna, por todo el arco de Derechos Humanos y por referentes feministas que la acusan de carecer de perspectiva de género, una condición necesaria desde que Argentina adhirió a pactos internacionales. Incluso, la funcionaria ha sido cuestionada por presionar jueces y fiscales y por la filtración de un audio en el cual calificaba a una fiscal de “retardada”.

COMENTARIOS