Alimentación

Por qué incluir yogurt en tu alimentación

Qué beneficios aporta al organismo y cómo sacarle provecho

miércoles 15 de julio de 2020 - 7:54 am

Si buscás llevar una alimentación saludable, el yogur será una excelente incorporación en tu dieta. Además de ser delicioso, es muy versátil. Se lo puede comer solo o con granola, frutas frescas o frutos secos en el desayuno o la merienda, o como colación para evitar picotear entre comidas.

Así, logramos conformar una comida completa y saludable, sumando fibra, vitaminas, proteínas, minerales, ácidos grasos y, si el yogur cuenta con ellos, también probióticos.

Si lo que buscamos es un postre, podemos mezclarlo con una cucharada de cacao en polvo y algarroba. En almuerzos y cenas, podemos usarlo como aderezo para ensaladas o mezclarlo con un puré para obtener un untable saludable.

También se puede usar como ingrediente de preparaciones como panes, tortas o budines. En ellas funciona como reemplazo de otros productos que son más calóricos y poco nutritivos.

Al usarlo de esta forma, reducimos calorías e incorporamos nutrientes esenciales. Es importante tener en cuenta que cuando lo sometemos a altas temperaturas durante el proceso de cocción, perdemos el beneficio que nos aportan microorganismos vivos y los probióticos, aunque sí se mantienen todos los otros beneficios nutricionales.

Contiene macronutrientes, micronutrientes y microorganismos vivos esenciales para la microbiota intestinal, además de proteína de alto valor biológico, calcio de buena disponibilidad, vitamina D y vitaminas grupo B.

Si posee probióticos, mucho mejor, ya que si bien tienen múltiples propiedades, destacan por favorecer la salud digestiva y contribuir a reforzar el sistema inmune. Para asegurarnos de que los tenga, debemos mirar el rótulo y buscar que diga: “con probióticos”, “contiene probióticos”. También es posible que indique la presencia de las bacterias por su nombre en el listado de ingredientes: L. Cassei, L. Rhamnosus Bifidobacterium Lactis y, L. GG.

Es posible que, a pesar de leer todos estos beneficios, te cuestiones la incorporación del yogur en tu dieta por alguna de las siguientes creencias. ¿Qué hay de cierto en ellas?

“El yogur es una golosina”

Esta afirmación se origina en el hecho de que el contenido de azúcar de los alimentos ha adquirido gran relevancia ya que el exceso en su consumo se relaciona con el desarrollo de sobrepeso y obesidad.

Si bien en el mercado hay muchos yogures endulzados, una porción de yogur en promedio no tiene más que dos a tres cucharaditas de azúcar, lo que no representa un aporte significativo si contemplamos el patrón alimentario de manera global,.

Además, ninguna golosina del mercado tiene macronutrientes y micronutrientes como proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales como sí tiene el yogurt.

“No es recomendable para quienes desean bajar de peso”

Sobre esta afirmación, hay estudios epidemiológicos que muestran que la ingesta de yogur brinda saciedad por su matriz proteica. Otros estudios muestran que el calcio da buena disponibilidad y actúa sobre el tejido adiposo, inhibiendo su formación y estimulando su destrucción. También indica que la disminución de la grasa abdominal colabora con la disminución de riesgo cardiovascular.

“Los yogures con probióticos son puro marketing porque la pasteurización los inactiva”

Para que un alimento pueda tener la denominación “con probióticos” debe cumplir una serie de requisitos que establece el código alimentario argentino y la autoridad sanitaria pertinente. Además, la incorporación de probióticos en el proceso industrial se realiza luego de la pasteurización, por lo tanto, los probióticos llegan vivos al intestino, causando efectos beneficiosos.

Fuente: La bioguía

COMENTARIOS