Economía

La nueva economía personal: cómo funcionan los bancos digitales, tarjetas y apps

martes 30 de junio de 2020 - 6:23 pm

En los últimos meses toda nuestra rutina cambió. El COVID y la cuarentena irrumpieron con fuerza también en nuestra economía personal, y la forma de pagar, comprar y manejar nuestras cuentas bancarias o tarjetas ya no es la misma.

Es que en este nuevo escenario los bancos digitales, apps y claves bancarias o virtuales (CBU y CVU) se volvieron cada vez más centrales, y nos facilitan algunas cosas porque nos permiten disponer del dinero sin usar el efectivo y sin movernos de casa.

Pero claro, eso requiere que ante este boom nos amiguemos con las formas de pago digitales, entendamos qué es qué y sepamos elegir lo que nos conviene.

Apps, tarjetas y bancos digitales: ¿qué tenés que saber?

Para elegir qué conviene y cómo usar esta nueva tecnología en tu economía personal es fundamental conocer las opciones y saber cómo funcionan. Y las reseñas y experiencias de usuarios sobre estos nuevos productos pueden ser una clave para allanar el camino. Para eso, internet es nuestra aliada, pero solo si somos selectivos y sabemos encontrar información confiable.

FinDoctor, por caso, es un sitio que reúne información sobre productos, opiniones de usuarios, novedades, distintas opciones de bancos digitales y tradicionales, tarjetas prepagas, información sobre opciones con CVU (si, con V corta), y también tips y cupones de ahorro. Veamos algunos casos:

Bancos digitales

Una solución para quienes necesitan abrir su cuenta bancaria por primera vez. En general estas opciones no requieren análisis crediticio y los requisitos son mínimos. Con DNI y siendo mayor de 18 años es posible abrir una cuenta bancaria en pocos minutos desde una app, y disponer de un CBU para hacer y recibir transferencias, realizar pagos de servicios, plazos fijos o extraer dinero de cajeros. Pero sobre todo, son opciones que no tienen costos de mantenimiento o de apertura. Un impulso hacia la digitalización de la economía personal que también se refleja en los bancos tradicionales. Y las opciones son múltiples, algo que hasta hace no hace mucho, era impensado.

Tarjetas prepagas

Una opción gratuita e ideal para administrar gastos y pagar servicios. Estas tarjetas funcionan con saldo precargado y permiten acceder a servicios de pago mensual, compra y venta de moneda, pagos online, compras en tiendas digitales y también enviar o recibir dinero. La mayor ventaja al momento de solicitarlas es que no requieren análisis crediticio. Solo es necesario descargar una app en el celular y validar la identidad. Con una tarjeta prepaga se obtiene un CVU, la clave virtual uniforme que facilita la interoperabilidad y permite, por ejemplo, hacer transferencias.

Ahorro y servicios low cost

Cada peso cuenta, especialmente en esta época tan distinta a todo. Por eso, además de las alternativas de cuentas bancarias o tarjetas sin costos de mantenimiento, muchas veces podemos ahorrar con otros productos digitales que ofrecen similares prestaciones, aunque sin sucursales. Telefonía, seguros, servicios de salud. Las low cost como alternativas de servicios son cada vez más. A veces solo es necesario conocerlas y animarse a probarlas.

Aprender a cuidar tu economía personal

También para quienes buscan opciones, tienen consultas, o quieren aprender y tener cierta educación financiera para este nuevo mundo, FinDoctor tiene distintos contenidos para entender más sobre la economía digital. Quienes quieran, pueden suscribirse y recibir información gratuita y novedades. Y además, quienes buscan un préstamo, tienen un comparador online que muestra en el momento todas las opciones según el perfil de quien busca. Así se pueden comparar alternativas antes de elegir un préstamo. Sin costos, sin demoras, sin que sea un compromiso. Solo información, gratuita y para el usuario.

COMENTARIOS