Belleza

Por qué salen y cómo quitar los granos en la espalda

Qué hábitos pueden generarlos y cuáles ayudan a eliminarlos

miércoles 15 de julio de 2020 - 7:11 am

Los granos en la espalda pueden aparecen por diferentes causas y, por tanto, su tratamiento puede variar. La piel allí es más gruesa, lo cual propicia que los poros se obstruyan con mayor facilidad como consecuencia de un exceso de sebo o acumulación de células muertas.

A veces, este trastorno dermatológico no solamente se produce en esa zona, sino también en los hombros y brazos. Dicha condición se conoce como acné y puede producirse de varias maneras.

Se ha descubierto que existe una bacteria que tiene influencia directa: Propionibacterium acnes, un microorganismo que se encuentra en la microbiota normal de la piel. No tiene el mismo comportamiento en todos los tipos de piel y, además, existen diferentes cepas que hacen ser a este microbio más o menos agresivo.

No obstante, el origen de la aparición de los granitos en la espalda es multifactorial, pues además del papel que tiene la P. acnes, es el resultado de diversos factores internos y externos:

– Producción excesiva de sebo: esta zona cuenta con glándulas sebáceas más activas, con lo cual existe mayor tendencia a la aparición de granitos.

– Hiperqueratinización de la epidermis y acumulación de células muertas.

– Factores hormonales.

– Predisposición genética.

–  Exposición continua al estrés

– Mala alimentación. Alimentos con elevado contenido en grasas trans o los azúcares desequilibran los niveles de glucosa en sangre y se acumulan en forma de grasas.

– Abuso de suplementos alimenticios que por lo general contienen testosterona, lo cual puede dar lugar a un desequilibrio hormonal.

– Higiene incorrecta de la zona y uso de productos inadecuados.

– Consumo de fármacos tales como corticoides, antiepilépticos o algunos antipsicóticos son inductores de acné.

– Humedad y exceso de sudoración. La espalda es una zona que permanece cubierta durante casi todo el día, esto junto con el sudor y el uso de prendas demasiado ajustadas favorece la obstrucción de los poros.

Recomendaciones para combatirlos granos

1. Mantené una higiene adecuada

La higiene desempeña un papel fundamental. En el momento del baño esta zona no debe ser olvidada. Podés usar cepillos de cerdas suaves para su limpieza. Usá los productos cosméticos adecuados para tu tipo de piel, jabones de pH neutro y exfoliantes.

2. Evitá la ropa ajustada

Usá ropa holgada para que la piel transpire. Las prendas muy ajustadas, y mantener la espalda húmeda durante mucho tiempo, favorece la obstrucción de los poros. Después de hacer ejercicio cambiate de camiseta y date una ducha lo antes posible.

3. Alimentate e hidratate bien

Elaborá una dieta adecuada para evitar el abuso de azúcares, grasas saturadas y grasas trans, debido a que pueden empeorar la presencia de granitos.

4. Ojo con la exposición solar

No debemos exponer la espalda a excesiva radiación solar, ya que podría empeorar el acné, además de provocar manchas y cicatrices. La exposición al sol debe ser moderada usando siempre un buen protector solar no comedogénico.

5. No los toques

No los exprimas ni los rasques, podrías infectar la zona y dar lugar a una inflamación mayor.

6. Buscá ayuda profesional

A veces, con estas medidas no es suficiente. Si el problema no se erradica llevando a cabo las rutinas aconsejadas, es conveniente que un médico especializado o dermatólogo trate tu problema para evitar que avance. El uso de formulaciones dermatológicas adecuadas para tu tipo de piel es fundamental.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS