Belleza

¿No querés teñirte? Consejos para lucir tus canas

Qué cuidados tener con este tipo de cabello

martes 14 de julio de 2020 - 7:57 am

Durante mucho tiempo, las canas eran consideradas algo “prohibido”, básicamente porque se pensaba que eran signo de vejez o de desarreglo. Pero no hay nada más erróneo que pensar de esta manera.

Pueden lucirse si tenés los cuidados básicos correctos, además de adoptar un acorde a tu personalidad.  Antes que nada, es momento de hidratarlo al máximo. Empezá a usar tratamientos hidratantes o mascarillas, una o dos veces a la semana.

La cana es un cabello duro o rígido, que pierde muchas propiedades, siendo la principal la pérdida de coloración, pues ya no produce melanina. Pierde porosidad, por lo que es más impermeable y por eso no agarra con facilidad el tinte. Lo recomendable es hidratar constantemente para que no sea tan rígida, lo cual se logra con mascarillas hidratantes. Aplicás tu shampoo, te ponés tu mascarilla y la dejás de quince minutos a veinte minutos, y listo. Eso ayuda a que esté suave y brilloso.

Debés usar los productos correctos. Los shampoos que vienen en tono morado o azuloso le dan a la cana una tonalidad más plateada, para que se vea más bonita y brillante. En general, hay algunas que ya salen blancas, pero hay otras que salen amarillentas. Este tipo de shampoo ayuda a a contrarrestar esos tonos amarillos y que se vea un efecto plata. Es importante que hagas esto si tenés canas amarillas, pues estas son las que dan el efecto de vernos más grandes, mientras que el platinado otorga un look interesante.

Eso sí, cuidado con el shampoo especial para canas. No es de uso diario; sólo usalo de dos o tres veces a la semana, con tu shampoo de uso normal, sino se puede sobrepigmentar la cana y el pelo quedará ligeramente morado o azul.

Por último, para evitar que tu pelo plateado te haga ver más grande, fijate en el corte. No se recomienda tenerlo parejo (largo ni bob), ya que tan cuadrado no se verá dinámico. Lo mejor es tenerlo por capas, y aplicar cremas para peinar que lo hidraten, además de aplicarte aceite de argán.

También deben cepillarlo con cuidado, porque es un tipo de cabello más frágil (de ahí que hay que fortalecerlo). Debe secarse con una secadora y aplicarse un tratamiento especial en un salón de belleza de vez en cuando; todo eso les ayudará a tener un aspecto más saludable.

Fuente: Glamour

COMENTARIOS