Música

Joaquín Sabina se casó en secreto con su pareja de hace 25 años

El cantautor español contrajo matrimonio con Jimena Coronado en el registro civil de la calle Pradillo, en Madrid

lunes 29 de junio de 2020 - 1:47 pm

El cantautor español Joaquín Sabina se casó con quien es su pareja desde hace 25 años, Jimena Coronado, esta mañana en el registro civíl de la calle Pradillo, en Madrid.

El cantante llevaba barbijo y su clásico sombrero (de paja), y llevaba puesto un traje azul, una remera negra y zapatillas de deporte, además de llevar unas flores en la solapa. Coronado ayudaba a bajar las escaleras del juzgado a su ya esposo, con un vestido azul oscuro, sandalias planas negras y también con mascarilla. Entre sus amigos estaba presente el cantante Joan Manuel Serrat. Cuando llegó el auto, todos salieron rápidamente para evitar ser fotografiados. Después se marcharon a almorzar junto al pequeño grupo que los acompañaba.

La de Sabina y Coronado fue una boda por sorpresa solo a medias. A principios de noviembre de 2019, el cantante Joan Manuel Serrat desveló que su compañero se había arrodillado para pedirle matrimonio a su pareja, peruana y con quien comparte la vida y una casa desde hace más de 20 años.

La pedida de mano tuvo lugar en la fiesta del 50º cumpleaños de Coronado. Entonces fue cuando Sabina, de 71 años, no dudó en arrodillarse ante ella y frente a todos los invitados, algunos de ellos cómplices de lo que iba a suceder. Allí le entregó un anillo y no tuvo miedo de entonar un poema para ella. “Ya sabemos lo ceremonioso que es”, contaba en noviembre a este diario el editor Chus Visor, uno de los presentes a la fiesta.

La pareja se conoció en 1999 en una suite del hotel Sheraton de Lima, donde Coronado acudió como fotógrafa del diario local El Comercio para realizarle un reportaje. Tras las fotografías, esa noche quedaron en un bar de Lima, la ciudad natal de Coronado, que es hija del expresidente del Banco Central de la Reserva peruana: Pedro Coronado Labó. Él, por supuesto llegó un par de horas tarde. Los dos tenían pareja entonces, pero cuando esas relaciones acabaron volvieron a retomar el contacto: ella le mandó una larga carta que él tardó cuatro meses en decidirse a abrir. Cuando lo hizo, volvieron a encontrarse en México, donde pasaron unos días.

COMENTARIOS