Salud

Cinco plantas medicinales que podés cultivar en tu hogar

El paso a paso para crear un mini huerto

viernes 10 de julio de 2020 - 7:30 am

Si querés tener un pequeño huerto de plantas medicinales en tu hogar, seguí estos pasos y disfrutá de estas cinco variedades y sus beneficios.

Primero necesitás una maceta grande (60 centímetros de altura y 50 de centímetros de ancho aproximadamente), con un buen drenaje. Además de tierra nueva, si es posible que sea una combinación de hoja y negra. Y lo más importante, que el espacio donde la coloques cuente con ocho horas de sol, si excede pude secar tus plantas.

¿Qué plantas podés combinar?

Diente de león

Aporta hierro y calcio, estimula la actividad hepática, elimina las toxinas y aumenta el flujo de la bilis.

Sembrá la planta directamente en la tierra, con una separación de cinco centímetros de otra. Además, procurá que el suelo se mantenga húmedo.

Menta

Mejora la digestión, alivia dolores de cabeza y es un excelente descongestionante.

Se multiplica con mucha velocidad, por lo que debés de podar continuamente. En invierno es recomendable cortar la parte superior. Podés sembrar la planta o cultivar desde semilla, si es la última procurá que el suelo tenga suficiente nutrientes.

Salvia

Mejora la cicatrización, ayuda a reducir problemas estomacales como diarrea y vómito, y reduce la inflamación bucal.

Las semillas las debés plantar frescas (mínimo tres). Una vez que crezca la planta, colocá junto al tallo un palito o alambre para evitar que se rompa.

Tomillo

Tiene propiedades antioxidantes, antisépticas y antiespasmódicas. También contribuye a combatir la bronquitis y el asma, además de aliviar los síntomas de infección de boca y oído.

Para cultivar, necesitás entre tres a cuatro plantas de seis a 10 centímetros. Colocalas juntas pero debés asegurarte en colocarles abono una vez a la semana.

Romero

Puede ser un tónico para el cabello, reduce la oleosidad de la piel y estimula la memoria.

Para cultivarlo necesitarás unas ramitas, mismas que podés poner en agua por unas semanas, cuando las raíces crezcan podés trasplanta a tu maceta.

Fuente: Salud 180

COMENTARIOS