Alimentación

Tres alimentos para incluir en la dieta de los mayores

Debido a los cambios que se producen, algunos cobran relevancia en esta etapa

miércoles 22 de julio de 2020 - 7:11 am

Algunos alimentos cobran relevancia en la dieta de las personas mayores. De hecho, esta población necesita hacer algunos cambios en su dieta habitual. Con ellos se reduce el riesgo de desarrollar ciertas patologías, al mismo tiempo que se mitigan los achaques propios de la edad.

Yogur

Durante la vejez, se ve alterada en gran medida la flora intestinal. Su diversidad se reduce y su funcionalidad disminuye. Para paliar este proceso es fundamental el consumo regular de yogur y leches fermentadas. De este modo, se aportan al organismo una buena cantidad de probióticos, los cuales se encargarán de poblar el tracto gastrointestinal. Además de su aporte a la salud ósea.

No cualquier tipo de yogur es válido. Es necesario elegir aquellos que han sido elaborados con leche entera, pero que no cuentan con azúcares añadidos.

Manzanas

Resulta también imprescindible una ración de fibra soluble con el objetivo de recuperar la diversidad bacteriana. El mejor de los alimentos para cumplir con esta función es la manzana. Cuenta con una cantidad interesante de pectina, una fibra dietética capaz de fermentar en el intestino.

Como resultado de dicha fermentación se obtienen ácidos grasos de cadena corta con capacidad antiinflamatoria, y un crecimiento selectivo de la flora intestinal.

Una estrategia eficaz a la hora de buscar un restablecimiento de la microbiota puede ser ingerir de manera conjunta manzanas y yogures. La fibra soluble protege a las bacterias de la acidez estomacal, lo que permite que llegue una mayor cantidad de ellas al intestino con capacidad de colonización.

Pescado azul

Cuenta con una cantidad importante de ácidos grasos omega 3, con elevada capacidad antiinflamatoria. Su ingesta regular se asocia con una reducción del riesgo cardiovascular. Eso sí, se deben elegir pescados azules de pequeño tamaño.

Los más grandes pueden contener niveles significativos de mercurio, metal con potencial neurotóxico. Además, se debe de evitar freírlos, ya que si no se destruyen los ácidos omega 3 y los transforman el lípidos de tipo trans, con capacidad inflamatoria y de riesgo para la salud.

Deberían consumirse por lo menos 2 veces por semana. Los métodos de cocción preferidos son a la plancha, al horno o al vapor. Su acompañamiento debe basarse en verduras variadas, en lugar de en alimentos con muchos carbohidratos.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS