Psicología

Cuarentena: consejos para familias con jóvenes con dificultad de aprendizaje

Diez formas de incentivar a los chicos con el estudio

miércoles 8 de julio de 2020 - 7:17 am

Durante la cuarentena se evidencia una nueva realidad que viven los jóvenes con diferencias cognitivas. Esta situación demuestra el gran desafío para mejorar la convivencia en este nuevo ambiente familiar.

Ansiedad, incertidumbre y estrés son algunos de los sentimientos que abundan en muchos hogares debido al aislamiento. Sin embargo, todo ello se multiplica para los jóvenes con discapacidad intelectual cognitiva, quienes no pueden tomar por sí solos una dimensión de lo que sucede. Por esto, todos los hábitos de su rutina se ven afectados.

 

Los jóvenes con TEA (trastorno espectro autista), los que tienen FIL (funcionamiento intelectual límite) y los con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), sufren el doble de ansiedad durante esta etapa. Por lo que requieren de mucha más atención.

Las recomendaciones son siempre incentivar a estudiar en la casa, a organizar horarios y hábitos de estudio. Rutinas diarias para no retroceder en sus aprendizajes, conversar virtualmente entre compañeros o amigos para compartir en un círculo fuera de lo familiar y expresar lo que cada uno siente. Hacer ejercicios de respiración y pronunciación, lecturas diarias, jugar con sílabas, articular frases, especialmente los que tienen problemas con el lenguaje.

A continuación, diez estrategias para el trabajo con estudiantes que presentan dificultades de aprendizaje:

1- Establecer reglas y rutinas claras y consecuentes en el tiempo. Trabajar en un lugar cómodo, con buena luminosidad y libre de distractores.

2- Entregar instrucciones sencillas, claras y precisas.

3- Acompañar las instrucciones orales con gestos o recursos visuales (hacer énfasis en palabras clave, mostrar imágenes que apoyen la comprensión, usar ayuda memoria, entre otras)

4- Utilizar el juego como fuente de aprendizaje.

5- Usar material concreto y apoyos visuales (cubos, bloques, láminas, videos, imágenes, entre otras).

6- Dividir actividades extensas en pequeños pasos.

7- Realizar pausas durante la realización de tareas (se pueden hacer ejercicios para mover el cuerpo, respiración consciente, gimnasia cerebral, entre otros).

8- Motivar y reconocer sus éxitos e intentos. Demostrar que tenemos altas expectativas.

9- No castigar los errores, sino ayudarlos a razonar y comprender dónde radica la equivocación.

10- Lo más importante, educar en amor y respeto.

Fuente: Guioteca

COMENTARIOS