Salud

Hábitos de postura que debés evitar al trabajar sentado

Nueve tips para colocar cada parte de tu cuerpo de manera correcta

martes 7 de julio de 2020 - 7:53 am

Estar sentados durante un tiempo prolongado puede conducir a problemas de salud como lo es el dolor de espalda. Por eso que es importante evitar ciertos errores y seguir las recomendaciones de los expertos para evitar más molestias.

Estos son algunos de los malos hábitos que podemos estar teniendo cuando estamos trabajando y qué podemos hacer para revertirlo.

1. No mantenés el monitor de tu computadora a la altura de los ojos

Tus ojos deben estar alineados con un punto en la pantalla de aproximadamente 5-7 cm debajo de la parte superior del monitor. Si lo colocás de esta manera, no inclinarás la cabeza. La cuestión es que tenemos un mejor campo visual mirando hacia el horizonte que observando por encima de él. Cuando coloques la pantalla en la posición correcta y más cómoda, podrás ver mejor. Además, tu cuello y espalda te lo agradecerán.

2. No tirás de tus hombros hacia atrás ni mantenés la espalda recta sobre la silla

Se recomienda que tu espalda esté alineada con el respaldo de la silla de oficina. Debés evitar inclinarte hacia adelante. Esto es especialmente importante cuando sentís demasiado cansancio después de estar sentado durante largos períodos.

3. No descansás los pies en el suelo

Es recomendable doblar las rodillas en este ángulo para que los pies estén totalmente rectos sobre el piso. Es bueno quitarse los zapatos, especialmente cuando usas tacos. Si tu silla no puede ajustarse a la altura correcta, usá un descansapies.

4. Cruzás los tobillos o las piernas

Es dañino para la circulación. En cambio, podés intentar hacer algunos ejercicios cada vez que sientas la necesidad de cruzar las piernas.

5. No usás soportes ergonómicos para mantener una posición neutral

Puede ser difícil mantener una postura neutral mientras estás sentado en un escritorio, pero podés usar algunos soportes especiales que te ayudarán a desarrollar mejores hábitos ergonómicos.

6. No ajustás tu asiento de acuerdo con lo que tu cuerpo necesita

Podés ajustar la altura de tu asiento esporádicamente, como así también “configuración” de tu silla hasta que encuentres el punto que sea más cómodo. Y es mejor no usar una normal, ya que no te brindará la posibilidad de regularla.

7. No tomás descansos cada 30 minutos

Sentarse por largos períodos puede causar fatiga muscular. Después de pasar un tiempo sentado con la postura correcta, aún podés recurrir a una posición que podría ser perjudicial para tu espalda. Es por esto que debés tomar descansos frecuentemente. Se recomienda descansar cada 30 minutos y hacer algunos ejercicios, como mínimo, cada hora.

8. No ajustás la altura de tu silla

Los expertos sugieren ajustar la altura de la silla para que las caderas estén un poco más altas que las rodillas. Tus piernas deben doblarse en un ángulo de 90 grados.

9. No ajustás la altura de los reposabrazos

Los brazos deben flexionarse en cualquier lugar desde un ángulo de 75 grados a un ángulo de 90 grados en los codos. Se recomienda esta posición para evitar el dolor en la espalda y para fortalecer los brazos.

Fuente: Genial gurú

COMENTARIOS