Curiosidades

Increíble: el extraño caso del hombre que no puede ver números, aunque su cerebro sí

Este hombre, al que se identifica con las siglas RFS, fue diagnosticado de una rara enfermedad degenerativa del cerebro, conocida como síndrome corticobasal. Conocé cual es la razón detrás de esta extraña condición

martes 23 de junio de 2020 - 6:12 pm

Científicos de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) han estudiado el inusual caso de un ingeniero que sufrió una lesión neurológica y no podía percibir los números del dos al nueve, aunque sí el resto de números y las letras.

Este hombre, al que se identifica con las siglas RFS, fue diagnosticado de una rara enfermedad degenerativa del cerebro, conocida como síndrome corticobasal, que le produjo una atrofia extensa en la corteza y los ganglios basales.

Además de síntomas como problemas de memoria y espasmos musculares, ya no podía ver los dígitos del dos al nueve normalmente. Cuando se le mostraba un dígito, sólo veía un revoltijo de líneas que describía como “espaguetis” y no tenía ni idea de qué dígito estaba mirando. Su visión era por lo demás normal, por ejemplo, podía identificar letras y otros símbolos.

Lo que el equipo de investigación no entendía era que para que un déficit tan selectivo fuera posible, el cerebro de RFS tenía que estar identificando los dígitos para que los graves problemas ocurrieran sólo para los dígitos y para nada más.

Cuando mira un número, su cerebro tiene que ‘ver’ que es un dígito antes de que no pueda verlo; es una verdadera paradoja“, explica el científico cognitivo de la Universidad Johns Hopkins Michael McCloskey en declaraciones citadas por Science Alert. “En este estudio lo que hicimos fue tratar de investigar qué procesamiento se produjo fuera de su consciencia”

 

Aunque esto suena increíble, el equipo médico concluyó que el hombre estaba experimentando una extraña anomalía perceptiva. “Cómo podemos estar seguros de que su déficit es genuino? Con cualquier déficit inusual, existe la posibilidad de que la disfunción subyacente sea psiquiátrica, psicógena o ‘funcional’, en lugar de un deterioro de los procesos perceptivos/cognitivos básicos”, escribe el equipo en su investigación.

“Creemos que esto es improbable en el presente caso por múltiples razones… En el momento de nuestro estudio, RFS estaba viendo a un psiquiatra para que le ayudara a ajustarse a su enfermedad, y el psiquiatra no sospechaba que ninguno de sus síntomas perceptivos, cognitivos o físicos reflejara un trastorno funcional. Además, el desempeño de RFS en la discriminación de dos opciones no estaba por debajo de la casualidad, como se encuentra a menudo en los casos de déficits malignos“.

El equipo trabajó con el hombre durante casi ocho años, incluso creando un sistema de números de sustitución que RFS pudo usar para continuar su trabajo hasta su jubilación unos años más tarde. Pero los investigadores sólo entendieron lo que realmente sucedía cuando estudiaron el cerebro del RFS usando electroencefalografía (EEG). Cuando RFS miraba un número con una cara o una palabra dentro de él, no podía decir si había algo ahí, pero los investigadores creen que su cerebro sí podía.

No era consciente en absoluto de que había una palabra, pero su cerebro no sólo detectaba la presencia de una palabra, sino que también identificaba qué palabra en particular era“, señala Teresa Schubert, científica cognitiva de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y también autora del estudio, que se publica en la revista científica ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

En neurología, normalmente se asume que la actividad neuronal que el equipo de investigación estaba viendo en el EEG es lo que causa la conciencia visual, pero esta investigación sugiere que se requiere un procesamiento adicional y es sólo este último paso el que el RFS parece no tener más. “Su cerebro detectó las caras en los dígitos sin que él tuviera conciencia de ellas”, añaden los investigadores. “Estos resultados muestran que el cerebro del RFS está realizando un complejo procesamiento en ausencia de consciencia”.

COMENTARIOS