Seguinos en nuestras redes

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Florencia Scarpatti: el libro como acceso al mundo y una novela pendiente

En diálogo con Nexofin, la periodista y columnista del programa Staff de noticias en Telefe contó cuándo comenzó su pasión por los libros, comentó sobre la importancia de la palabra escrita en tiempos de cuarentena y detalló las historias que la marcaron

Leer se ha convertido en una función vital, automática, donde el libro se percibe como algo natural. Bajo esa premisa, Florencia Scarpatti recomienda diferentes obras impresas en Telefé desde el año 2017.

En el 2018 se hizo cargo de presentar #Flashbook, un micro para lectores pensado para los usuarios de internet. Aconseja lo que le parece más relevante de las novedades editoriales y, cuando se trata de una elección personal, lo remarca especialmente.

Otro de sus proyectos que le brinda felicidad es el podcast “Abro Hilo” en Radio Metro. El eje de cada uno de los ocho episodios está centrado en una entrevista a un escritor o escritora argentino.

En diálogo con Nexofin, la periodista y columnista del programa Staff de noticias (de martes a sábados a la medianoche) contó cuándo comenzó su pasión por la obra impresa, comentó sobre la importancia de la palabra escrita en tiempos de cuarentena y detalló las historias que la marcaron.

Nexofin (N): ¿En qué momento comenzó tu pasión por los libros?

Florencia Scarpatti (FS): Leía desde chica, más intensamente a los 20 años y con pasión-pasión después, hasta ahora que la pandemia me desconcentró bastante.

N: Además de ser una lectora activa, ¿escribís?

Escribí cosas pero no publiqué. Tengo una idea de novela dando vueltas, creo que en algún momento va a salir sola.

N: ¿Cómo surgió el micro #Flashbook en Telefe?

Fue una idea de mi jefe que hice muy contenta. Estábamos por relanzarlo con novedades hasta que pasó todo esto.

N: En tiempos de cuarentena, ¿qué importancia le das a la palabra escrita?

Mucha. Siempre. Estamos todo el tiempo leyendo. Las redes se volvieron grandes puentes de comunicación. Siempre criticadas, valoro la experiencia comunitaria que al menos podemos hacer hoy ahí.

N: Antes de la pandemia, ¿cómo veías al mercado literario?

Mal comparado con otras épocas, los libros se pusieron caros pero por suerte siempre hay opciones y hay muy buenas editoriales que publican buenos contenidos a precios razonables.

N: Con el avance de las nuevas tecnologías, ¿la literatura y la narrativa pierden o ganan?

Las series son una competencia fuerte, pero los lectores siempre volvemos a los libros.

N: ¿El ebook terminará por hacer desaparecer al libro impreso?

No. De hecho hace mucho que se habla de eso y no pasó. En lo personal, no leo en ebook, siempre papel.

N: ¿Qué balance haces de tu podcast ‘Abro Hilo’ en Radio Metro?

Me da mucha felicidad y sigue creciendo. Hice ocho episodios y todo el tiempo me llegan comentarios muy lindos de los oyentes, que les ha servido de compañía durante la pandemia y que les dio material de lectura: esas dos cosas especialmente me alegran mucho. Todos me piden que vuelva.

N: ¿Tres libros que te marcaron?

Todos los libros que leí me marcaron pero pienso en El Aleph de Borges. Los cuentos de Chejov y de Alice Munro. Drácula de Bram Stoker.

N: ¿Género que te haya decepcionado?

Decepción no pero me cuesta la novela negra, el policial, el terror.

N: ¿Escritor/a que te gustaría entrevistar?

Uf! Valeria Luiselli, Alice Munro, Vivian Gornick… Y de los imposibles: todos.

N: ¿Librería preferida?

Arcadia y Eterna Cadencia.

N: ¿El libro que más veces regalaste?

No hay uno en especial porque las personas somos muy diferentes. Aunque es verdad que algunos escritores abarcan más, siempre regalo distintos.

N: ¿Algún consejo para un futuro escritor?

Que lea mucho. Mucho. De todo.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Florencia Scarpatti es…?

Qué es difícil definirse a uno mismo! Te diría mi biografía de Twitter: sangre italiana, corazón ruso. Hace un tiempo alguien imaginó el nombre de una novela mía: El volcán silencioso, creo que eso también me define bastante.

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Sofía Barruti: cambio de vida, manejo de fuentes y la importancia de las redes

En diálogo con Nexofin, la periodista y columnista de internacionales de C5N recuerda sus primeros trabajos por fuera del medio, el paso por la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona, detalla las rutinas que la pandemia le modificó y analiza la política exterior del Gobierno

Sofía Barruti es uno de los nuevos nombres que orbitan la cobertura de política internacional en los medios de comunicación. Sin embargo, su carrera comenzó en 2012, cuando decidió cambiar los libros de Derecho por la carrera de Comunicación en la Universidad Católica Argentina (UCA).

Desde ese momento, trabajó en varios medios, entre otros, el diario La Nación, Página/12, iProfesional, Infobae, LN+ y Crónica TV.

Otro punto a destacar en su carrera profesional fue su paso por la Universidad Pompeu Fabra (UPF), en Barcelona, donde cursó un postgrado en SEO y Social Media. Desde allí, hizo las veces de cronista para TN y A24.

Consultada por sus aprendizajes en España, la joven comunicadora explica: “De mi postgrado me llevo la diversidad cultural, la interconexión y la importancia de las redes en un mundo donde lo digital prevalece y el periodismo tiene que seguir muy de cerca ese mismo camino”.

Durante los últimos meses del 2020, la licenciada en Comunicación Periodística cambió su vida: regresó del Viejo Continente para sumarse a C5N.

“Volví con la convicción de que uno siempre logra reconectar con su pasión y la fortuna de reinsertarme laboralmente inmediatamente”, comenta Barruti a NEXOFIN.

Actualmente se la puede ver de lunes a viernes como cronista en la calle; y también está presente en el programa Argentina en vivo – Fin de semana (domingos de 9 a 13).

En diálogo con Nexofin, la periodista y columnista de internacionales de C5N recuerda sus primeros trabajos por fuera del medio, detalla las rutinas que la pandemia le modificó y analiza la política exterior del Gobierno.

Nexofin (N): ¿Cuándo y cómo comienza tu vida con el periodismo?

Sofía Barruti (SB): Siempre amé escribir. Pero mi carrera empezó en 2012 cuando decidí cambiar la abogacía por el periodismo.

Empecé un curso de pre ingreso en la UCA y ahí descubrí que era la carrera para mí.

N: ¿Cuáles fueron tus primeros trabajos por fuera del medio?

Tuve dos trabajos, antes de mi primera experiencia como pasante de periodismo. Uno como babysitter y otro haciendo pochoclos en un teatro. Sí, pochoclera!

N: ¿Y qué recuerdos tenés de tu posgrado en la Universitat Pompeu Fabra, Barcelona?

De mi postgrado en la Pompeu Fabra me llevo la diversidad cultural, la interconexión y la importancia de las redes en un mundo en donde lo digital prevalece y el periodismo tiene que seguir muy de cerca ese mismo camino.

N: ¿Cómo fue el cambio al llegar desde tus coberturas en Europa a C5N en 2020?

Una montaña rusa de emociones! Me fui con la convicción de tomarme un descanso de la tele pero en todo momento el periodismo volvió.

Desde un pedido de independentismo que inundó las calles de Catalunya hasta una pandemia que nos sorprendió a todos.

Volví con la convicción de que uno siempre logra reconectar con su pasión y la fortuna de reinsertarme laboralmente inmediatamente.

Te puede interesar:

N: A la hora de obtener información, ¿comunicar en donde trabajas te ha dificultado el acceso a alguna fuente?

Durante mi corta carrera trabajé en medios con distinto color político y, depende de dónde estés, más trabajosas se vuelven algunas fuentes.

Pero creo que mostrar la propia objetividad es lo que termina permitiendo acceder a la mayoría.

N: ¿Cómo llevás el vínculo redes sociales personales/periodismo?

Yo soy una sola. Y mi laburo es gran parte, pero no mi vida entera. Creo que muchas veces se pone el ojo en el periodista sobre qué y cómo debe comunicar incluso en sus redes.

Considero que uno puede ser profesional y mostrar ese costado y también otro más personal sin que eso sea motivo de disonancia.

N: Hablemos de lo personal, ¿qué rutinas te ha trastocado la pandemia del coronavirus?

La pandemia cambió toda mi vida. Desde la decisión de quedarme en España a transitarla ahí, hasta mi visión sobre la cosas.

Hoy en día mi realidad es totalmente distinta que en marzo del 2020 porque en mi vida cambió todo: el país en el que vivo, lo que hago todos los días, vivir con amigas y ahora vivir sola. Todo.

N: ¿Y en tu forma de trabajo?

Mi trabajo antes era independiente y remoto. Ahora es presencial y en relación de dependencia.

N: Pasemos a la actualidad, ¿cómo ves la comunicación internacional del Gobierno?

Pienso que no se puede concebir al mundo sin globalización. La pandemia nos demostró que hoy más que nunca lo que pasa afuera -por más que se vea cómo algo muy lejano- nos repercute directamente y puede tener consecuencias irreversibles para todas las naciones.

Y el gobierno de turno, sea cual fuere, no debe ignorar eso, ni en su comunicación ni tampoco en la gestión.

N: A 20 años del ataque a las Torres Gemelas, ¿qué recuerdos tenés de ese día?

Tenía 8 años y no dimensionaba todavía lo que implicaba eso. Solo sé que con mi hermana creíamos que era el fin del mundo. Y en ese sentido tan equivocadas no estábamos.

Porque aun siendo chicas entendimos que el mundo como lo conocimos después de ese día no volvería a ser el mismo.

Te puede interesar:

N: ¿Cuáles son las cosas que más y menos te gustan de la política local?

Las alianzas impensadas me resultan interesantes de analizar así como las jugadas de ajedrez.

Creo que lo más interesante en la política son los consensos y pactos y lo menos es el odio como motor.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿un político del exterior que te gustaría entrevistar?

Angela Merkel.

N: ¿La mejor noticia/primicia que diste?

El primer vuelo con las vacunas contra el COVID.

N: ¿Tu lugar en el mundo?

Barcelona.

N: ¿Una actividad cuando no trabajas?

Entrenar.

N: ¿Frase de cabecera?

Mereces lo que sueñas.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Sofía Barruti es…?

Una persona con ganas de sacarse todas las dudas.

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Humphrey Inzillo: jazz, recitales y el último encuentro de Los Redondos

En diálogo con Nexofin, el Licenciado en Periodismo y Comunicaciones comparte su primer recuerdo sobre las artes escénicas, detalla sobre la fundación de la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica y explica cómo preparó en conjunto el libro sobre la nota previa a la separación de la mítica banda argentina

Los primeros recuerdos de Humphrey Inzillo lo ubican en la primera fila del Centro Cultural San Martín, donde presenciaba los conciertos del ciclo Jazzología que organizaba su padre.

Desde pequeño quiso involucrarse en la comunicación; de hecho, su juguete favorito de chico era la máquina de escribir. Sí, un niño con una máquina de escribir como principal divertimento.

“También estudié un poco de música en la infancia y la adolescencia. Pero mi vocación siempre fue el periodismo”, contó a NEXOFIN.

En 2002 comenzó a escribir para la edición argentina de Rolling Stone, revista que luego editó entre los años 2006 y 2015. También fue columnista de los programas Lo que el día se llevó, LN Brunch y Más Info (LN+).

En la actualidad, Humphrey es editor de la revista Brando, escribe para el diario La Nación y conduce los podcasts La Vida Circular y Los Años Luz Discos.

Durante el último tiempo, junto a Martín Correa y Pablo Marchetti, Inzillo presentó el libro La última noche de Patricio Rey.

Al referirse al libro -que recupera la última charla que el Indio Solari, Carmen Castro (más conocida como La “Negra” Poli) y Skay Beilinson brindaron- el protagonista explica lo siguiente: “Creo que es un testimonio periodístico que los ricoteros, las ricoteras, les ricoteres, sabrán apreciar”.

En diálogo con Nexofin, el Licenciado en Periodismo y Comunicaciones comparte su primer recuerdo sobre las artes escénicas, detalla sobre la fundación de la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica y explica cómo preparó en conjunto el libro sobre la nota previa a la separación de la mítica banda argentina.

Nexofin (N): Para quiénes no lo saben, ¿por qué tu papá te puso Humphrey?

Humphrey Inzillo (HI): Por Humphrey Bogart, el actor de Casablanca y tantos otros peliculones de la edad de oro de Hollywood. Eran muy fanáticos mis viejos, especialmente mi papá.

N: Venís de una familia ligada a la música, ¿cuál fue tu primer recuerdo sobre las artes escénicas?

Los conciertos del ciclo Jazzología en el Centro Cultural San Martín, que organizaba mi viejo. Casi siempre en primera fila.

N: Si no eras comunicador, ¿qué otro camino hubieras seguido?

Siempre quise ser periodista. Ese era uno de mis juguetes favoritos: una máquina de escribir. También estudié un poco de música en la infancia y la adolescencia. Pero mi vocación siempre fue el periodismo.

N: Actualmente estás en el diario La Nación y la Revista Brando, ¿cómo fue tu recorrido profesional hasta llegar acá?

Entré a la redacción de La García en 1999. Tenía 20 años. Ya había colaborado en un par de revistas (La Maga y Mix). En 2002 empecé a escribir en Rolling Stone, trabajé ahí hasta el 2015.

También hago un par de podcasts: La Vida Circular -el diario de un melómano- para La Nación- y el del sello Los Años Luz Discos.

Te puede interesar:

N: Definís a la entrevista como “la más pública de las conversaciones privadas”, ¿con quién te gustaría tener esta conversación y todavía no se te dio?

No es una definición propia. Es de Jorge Halperín, de un manual que se llama “La entrevista periodística”.

Me gustaría entrevistar al músico brasileño Jorge Ben Jor. También a Cristina Fernández de Kirchner y a Lionel Messi.

N: ¿Tenés algunos referentes de la entrevista entre tus colegas del medio?

Muchísimos. Nombro a tres, pero son muchísimos más: Emilse Pizarro, Fernanda Nicolini, Carlos Ulanovsky.

N: Sos miembro fundador de la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica, ¿cómo nació ese proyecto?

La charla inicial fue en la pileta de un hotel en Medellín, Colombia, durante un Mercado de Música. Con mi compatriota Gabriel Plaza y el mexicano Enrique Blanc, colegas queridos y admirados.

La idea era conectar a los periodistas especializados en música iberoamericana para intercambiar información, generar contenidos, trabajar en conjunto con otras redes (de productores, promotores, agentes de prensa y festivales), facilitar contactos y compartir miradas sobre la profesión y, fundamentalmente, sobre el tema que apasiona a todos, la música.

Ya editamos dos libros en México: Iberoamérica sonora y Cantoras todas.

N: La gente escucha más canciones gracias a las plataformas de streaming, ¿le encontrará algún “pero” a esta facilidad en el acceso que trajeron apps como Spotify o YouTube?

Desde ya, por un lado el acceso a la música es genial, pero muchas plataformas no incluyen los créditos ni ninguna información adicional del disco.

Desde la mirada de un profesional (y melómano) es una omisión significativa.

N: Hace poco sacaste con Martín Correa y Pablo Marchetti el libro La última noche de Patricio Rey, ¿cuál fue la preparación?

Veníamos pensando en editar este libro desde hace, al menos, cinco años. O, quizás más: desde que nos enteramos que no sólo había sido la última entrevista a la plana mayor de los Redondos, sino que además la pelea había sido después de nuestro encuentro.

Creo que es un testimonio periodístico que los ricoteros, las ricoteras, les ricoteres, sabrán apreciar.

N: ¿Cómo recibiste la noticia de la muerte de Charlie Watts?

Con mucha tristeza. Por su costado jazzero, tenía un especial cariño por Charlie Watts.

Te puede interesar:

N: Si tuvieras la posibilidad de invitar a tomar un café a cualquier músico de cualquier época; ¿quién sería y a qué lugar lo llevarías?

Invitaría a Miles Davis al bar San Bernardo, de Villa Crespo.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿amistades en el medio?

Muchas. Tengo la suerte de ser amigo de colegas y artistas que admiro mucho.

N: ¿El mejor recital?

Imposible elegir uno. Jaime Roos en Atlántica (2003), Kurt Elling con Fred Hersch en el Jazz Standard de Nueva York (2019), Los Espíritus y Bombino en Niceto Club, Palo Pandolfo y Manuel Onís en el Caras y Caretas, los Redondos en el Estadio Centenario de Montevideo (2001). Pero son muchos, muchísimos más…

N: ¿Un disco que siempre recomiendes escuchar?

Bagunça, de Manuel Onís.

N: ¿Club de fútbol?

Racing Club de Avellaneda.

N: ¿El gol que más gritaste?

Me quedo con tres, sobre la hora, que nos dieron tres campeonatos (aunque no hayan sido en los partidos definitivos): el de Bedoya a River en 2001. El de Bou a Quilmes, de tiro libre, en 2014.

El de Zaracho en cancha de Independiente, después de una jugada magistral de Lisandro López en 2019.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Humphrey Inzillo es…?

El papá de Lulú, hincha de Racing, melómano, periodista y fundamentalista del kamado. Entre otras cosas.

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Anabella Messina: primer sueño, docencia y su rol en Telefe Noticias

En diálogo con Nexofin, la periodista recuerda cómo eligió su carrera, detalla sus primeras experiencias en los medios de comunicación y comenta las historias que más le impactaron durante la pandemia

Anabella Messina trabaja en los medios de comunicación hace más de 20 años. Sus primeros pasos como productora del noticiero del mediodía de Telefe Noticias, en 1999, los dio cuando en la conducción estaban Jorge Jacobson y Paula Trápani. Por esa época, recuerda, también realizaba un envío que salía en los vuelos de Aerolíneas Argentinas.

Pocos años después se recibió en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde hoy ejerce como docente en la Facultad de Ciencias Sociales. “Seguimos dando clases de manera virtual; todo se transformó: los contenidos, la evaluación, la forma de dar las clases… la verdad es que a mí me gusta la presencialidad a la hora de la docencia”, contó a NEXOFIN.

Anabella entiende al periodismo como la posibilidad de darle voz a quienes no la tienen. Uno puede brindarle visibilidad a relatos que merecen ser contados. Lo que más le interesan son las historias sociales, de educación e información general.

Durante la parte más dura de la pandemia, Messina estrenó Cuarentenials, una serie digital en las plataformas de Telefe Noticias. Allí cuenta las historias de algunos de los bebés a los que les tocó nacer en medio del aislamiento por el Covid-19. Al recordar esta experiencia, la comunicadora explica: “Cada capítulo fue hermoso y me emocioné en cada uno de ellos. Alejados de todos y de sus afectos”.

En diálogo con Nexofin, la periodista de Telefe Noticias y docente en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA recuerda cómo eligió su carrera, detalla sus primeras experiencias en los medios de comunicación y comenta las historias que más le impactaron durante la pandemia.

Nexofin (N): Si no era periodismo, ¿tenías otro sueño en mente?

Anabella Messina (AM): Sí; cuando era más chica, mi sueño era ser bailarina del Teatro Colón. Tenía seis años y fui con mi mamá y una amiga a ver El lago de los Cisnes; quedé encantada.

Di el examen; no quedé, pero seguí bailando y tomando clases hasta el día de hoy.

N: ¿Cuáles fueron tus primeras experiencias en los medios de comunicación?

Empecé haciendo varias pasantías en FM La Tribu como productora, algunas publicaciones en diarios barriales, revistas sobre ecología y algunas producciones.

Eso fue hasta que entré en 1999 en Telefe Noticias como productora en el noticiero del mediodía (conducían Jorge Jacobson y Paula Trápani).

Empecé haciendo un noticiero que salía en los vuelos de Aerolíneas Argentinas.

N: ¿Cuál es el ingrediente para lograr la cercanía que construís con el público?

Hay dos cuestiones que son muy importantes: por un lado, la empatía. Y por otro lado, la sensibilidad.

Muchas veces los periodistas tenemos una especie de coraza o escudo que nos permite a veces protegernos de cuestiones que son tan tristes de las historias que cubrimos.

Cuando se corre, aparece la verdadera persona. Ahí están esas dos características que son importantes a la hora de hacer periodismo y contar historias.

Te puede interesar:

N: Hoy en el noticiero realizas informes especiales, ¿qué rubro te gusta cubrir más y por qué?

Me gusta contar historias vinculadas con lo social, los problemas de la gente… con cuestiones que preocupan a la mayoría de las personas.

En los últimos segmentos en los que trabajé (como por ejemplo, “Guerreras” o “Cocineras”) dan cuenta de lo que me gusta hacer: visibilizar aquellas historias que están ocultas que necesitan un empujón para poder encontrar la ayuda que necesiten.

N: ¿Cómo surgió la idea de la serie digital Cuarentenials?

Fue un gran honor poder participar; fue idea del gran equipo de la web de Telefe Noticias. En medio de una situación tan difícil como fue el aislamiento más duro en la pandemia.

Contar historias de papás que estaban teniendo a sus hijos en esa situación tan difícil fue realmente todo un desafío para mí y muy emocionante.

Cada capítulo fue hermoso y me emocioné en cada uno de ellos. Alejados de todos y de sus afectos. Fue una gran experiencia; me encantó.

N: ¿En qué otro proyecto estás trabajando?

Siempre estoy trabajando y pensando en cosas nuevas; hoy no tengo uno puntual que te puede confirmar ahora.

Estoy escribiendo y pensando en algunos formatos en podcasts… bueno, esas cosas que van surgiendo.

N: Durante la pandemia, ¿cuál fue la historia que más te impactó?

Si te digo una, me estaría olvidando de todas las otras. Fue un desafío poder ser los ojos que estábamos saliendo a las calles y contando las situaciones que veíamos.

Podría mencionar las historias de “Cocineras”; también hicimos otras historias muy interesantes que fueron las de “Mi barrio en cuarentena”.

Cada una tenía su costado difícil, doloroso… fue interesante poder hacerlo con el respeto que se merecían. Fue un trabajo muy interesante desde lo periodístico.

Te puede interesar:

N: ¿Cómo llevaste esta etapa en tu rol como docente en la Facultad de Ciencias Sociales en la UBA?

Seguimos dando clases de manera virtual; todo se transformó: los contenidos, la evaluación, la forma de dar las clases… la verdad es que a mí me gusta la presencialidad a la hora de la docencia.

Uno tiene ese ida y vuelta, ver las caras, las reacciones… eso se dificulta porque cualquier de las plataformas que uses no es lo mismo.

Se hace el esfuerzo de ambos lados (docentes y alumnos). Seguimos adelante con la misma rigurosidad, modificando metodologías y contenidos en virtud de esta forma nueva de dar clases.

N: ¿Algún desafío pendiente a nivel laboral?

Los desafíos son permanentes; si no los tenemos, no seguimos creciendo. Siempre es crecer, aprender… entiendo al trabajo en televisión como un trabajo de equipo.

De todos aprendemos; hacer una mejor historia, contar mejor las noticias… uno quiere más y busca distintas alternativas o formas de hacer periodismo.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿qué te hace feliz?

Muchas cosas!! Mis hijos, mi marido, mi familia, mis amigos, mi trabajo… creo que la felicidad son momentos y todo eso me hace feliz.

N: ¿Amistades que tengas del medio?

Tengo varios amigos!! Rodolfo Sbrissa, Guillermo Panizza, Germán Condotto, Germán Paoloski, Mariano García, María Julia Mastromarino… tengo muchos más; haría una lista!!

N: ¿Conducir o estar en la calle?

Los dos!! Estar en la calle te genera una cercanía y sensibilidad con la gente que es muy necesaria para hacer periodismo.

N: ¿Frase de cabecera?

No tengo. Tengo muchas frases que me gustan, pero no una puntual.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Anabella Messina es…?

Una mujer, periodista, mamá, esposa, hija, hermana… todo eso!! Pero ante todo, una mujer.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR