Salud

Cinco dudas frecuentes respecto a la diabetes

Cuáles son los primeros síntomas, qué diferencias hay entre la tipo 1 y 2 y otras cuestiones

sábado 4 de julio de 2020 - 7:07 am

La diabetes es una enfermedad seria de por vida que cualquiera puede sufrir. Las complicaciones pueden llevar a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, ceguera, insuficiencia renal y amputación de las extremidades inferiores.

A continuación, algunas dudas frecuentes respecto a esta enfermedad:

1) ¿Cuáles son los primeros síntomas de la diabetes? ¿Y en los niños?

Por lo general, el médico advierte al paciente que tiene diabetes tipo 2 en base a los resultados de pruebas de laboratorio que miden el nivel de azúcar en la sangre. La mayor parte no tienen síntomas, los cuales son más comunes en pacientes con diabetes tipo 1, cuando los niveles se mantienen muy elevados por mucho tiempo.

Es posible que se desarrolle fatiga, sed, hambre, exceso de orina, visión borrosa y pérdida de peso. En los niños, frecuentemente la forma de presentación de la diabetes es la del tipo 1. Los síntomas por lo general son más intensos y se presentan en un menor tiempo: sed intensa, pérdida de peso, orinas frecuentes, cansancio, no juegan como lo hacían de forma habitual y somnolencia.

2) ¿Cuándo el nivel de azúcar en sangre es peligroso?

En ayunas, el nivel normal de azúcar en sangre es de 70 a 110 miligramos por decilitros (mg/dl). Después de las comidas, estos valores suben, pero la insulina se encarga de que vuelvan al rango normal rápidamente (habitualmente 2 horas). Los valores mayores a 180 mg/dl sostenidos por más de 2 horas son tóxicos para las células, y si se repiten muchas veces pueden originar daño permanente en ellos, especialmente en riñones, ojos, corazón y nervios de las piernas.

A la larga, todo el organismo resulta afectado si los valores son altos. Por eso, las personas con diabetes deben tener las glucemias en un rango entre 70 y 180 mg/dl la mayor parte del día.

El paciente con diabetes tipo 2 puede comenzar a deshidratarse cuando el nivel de azúcar excede 200 mg/dL pero personas sin ningún otro problema pueden mantener niveles altos de azúcar sin mayor peligro. Cuando el nivel es muy alto, por ejemplo encima de 300 mg/dL, el riesgo es mayor y requiere atención.

También hay que hablar de valores hacia abajo. Los que tienen diabetes incluso las que tienen algunas complicaciones deberían evitar tener valores de glucosa por debajo de 70 mg/dl tanto en ayuno como luego de ingerir alimentos.

3) ¿Cuáles son las diferencias de la diabetes tipo 1 y 2?

En la clasificación hay 4 tipos, pero en la práctica se expresa como tipo 1 o 2. La tipo 1 se presenta generalmente en jóvenes menores de 30 años, delgados y que no tienen un antecedente hereditario de diabetes.

Generalmente lo hace con síntomas agudos. La diabetes tipo 2 suele presentarse en adultos con más de 40 años, muy relacionada al sobrepeso o a la obesidad, con un perímetro de la cintura abdominal medido en casa por encima de 80 cm en mujeres y 90 cm en hombres. También está asociada con otros factores de riesgo, como los triglicéridos altos e hipertensión arterial e hígado graso.

En la diabetes tipo 1, el uso adecuado de la insulina (un trabajo laborioso y caro) ofrece la posibilidad de una vida sin limitaciones. Los pacientes con diabetes tipo 2, al ser más leve, las anormalidades se pueden controlar bien con dieta, ejercicio, manejo de estrés, y medicamentos (pastillas, inyecciones, insulina).

4) ¿Tiene cura? ¿Se puede evitar?

No se cura, pero bien controlada, puede hacer una vida normal. No hay forma de saber quién la tendrá la tipo 1 ni forma de evitarla. En cambio la diabetes tipo 2 tiene factores desencadenantes muy claros, y mantener un peso adecuado, alimentación saludable y balanceada y hacer ejercicio físico regularmente puede evitar o retrasar la aparición en quienes tienen predisposición genética.

El trasplante de páncreas es una alternativa agresiva que resuelve en muchos casos la falta de insulina en la diabetes tipo 1.

Es una enfermedad crónica perfectamente controlable, que entre más temprano se diagnostique y se trabaje de manera intensa en la reducción de factores de riesgo se evitan otras complicaciones.

5) ¿Qué comidas causan diabetes?

No hay alimentos que puedan desarrollar por sí mismos la diabetes. Pero el problema de los alimentos en conservas es que la digestión del cuerpo humano no está preparada. Comenzó a subir un exceso en el depósito de calorías en el tejido graso, en el hígado, y en otras estructuras. La conclusión fue el desarrollo de las enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad, el cáncer.

El adecuado consumo de vegetales (crudos, cocidos y de varios colores) y frutas puede ayudar a equilibrar la alimentación y a incorporar antioxidantes naturales que ayuden a prevenirla.

Las dietas ricas en grasas, especialmente si son de origen animal, así como los hidratos de carbono simples (azúcares) y comidas manufacturadas está demostrado que se asocian a mayor posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2. El exceso de comidas rápidas y snacks es una de las causas de la mayor frecuencia con que detectamos diabetes tipo 2 en los niños.

Fuente: BBC

COMENTARIOS