Belleza

¿Cambió tu piel durante la cuarentena? Estas pueden ser las razones

Cómo evitar los brotes de acné e irritaciones

martes 30 de junio de 2020 - 7:37 am

Puede que notes que durante la cuarentena estés teniendo más granos. El estrés puede ser la principal causa de estos brotes aunque hay otras causas.

El estrés actúa modificando el sistema inmunológico, disminuyendo su actividad y activando otras vías que estimulan la inflamación, así como la producción de adrenalina y corticoides, que es lo que produce que aparezcan cambios en la piel.

Además, los ambientes secos y con más calor pueden servir de desencadenante en brotes de acné rosácea. La piel puede irritarse con más facilidad y desencadenar lesiones de acné papuloso y pustuloso.

Otra causa es que hemos hecho algunos cambios en nuestras rutinas diarias, introduciendo hábitos diferentes en el uso de cosméticos, sobre todo de la limpieza del rostro. Nos lavamos menos la cara, al parecer.

También podemos haber cambiado hábitos alimentarios que pueden influir en la aparición de lesiones de acné en personas con mayor predisposición a ello.

Otras posibles causas están relacionadas con la limpieza del hogar. No son la causa principal ni directa, pero tienen que ver. Las fundas de almohadas y almohadones están llenas de ácaros y posar tu cara más horas sobre ellas, puede ser fuente de infección y causantes de brotes. Se recomienda lavarlas seguido si se tiene la piel muy grasa y propensa al acné. Esa grasa se deposita allí y, al apoyarnos, se va oxidando, agarra bacterias… Si nos volvemos apoyar en ella, estos agentes pro-infección irán directamente al rostro.

Esta suma de factores ambientales, emocionales y de alimentación, puede contrarrestarse con una rutina:

– Por la mañana, limpiar la cara con una solución jabonosa suave o con agua micelar.

– Después, hidratar con una crema suave, fluida, no comedogénica.

– Además, si vas a salir a un jardín, aplicar SPF libre de aceites no comedogénico.

– Por la noche, volver a limpiar para borrar los residuos que segrega la piel y aplicar una crema fluida que lleve, por ejemplo, retinol o ácido glicólico que prevenga nuevas apariciones de acné.

– Si, además, tenemos alguna lesión acneiforme, alguna pápula o pústula, podemos aplicar un medicamento tópico que prescribe el dermatólogo.

Fuente: Guapísimas

COMENTARIOS