Premier League

Tottenham y Manchester United no se sacaron diferencias en Londres

El local se había adelantado en el primer tiempo con un golazo de Steven Bergwijn, pero en el complemento el United reaccionó e igualó con un penal de Bruno Fernandes

viernes 19 de junio de 2020 - 5:16 pm

La fecha 30 de la Premier League nos trajo uno de los mejores partidos de la agenda deportiva que, paulatinamente, comienza a restablecerse luego del parate por la pandemia del coronavirus.

En Londres, Tottenham y Manchester United se veían las caras en un duelo que auguraba buen espectáculo. A fin de cuentas, igualaron 1-1 y el elenco de Mourinho perdió la chance de acercarse a zona de clasificación a las Copas Internacionales.

A los 27 minutos, llegó la apertura del marcador para el dueño de casa desde los pies de Steven Bergwijn, autor de una verdadera obra de arte.

El neerlandés tomó la pelota a la altura de la mitad de cancha, encaró para el arco del United y nada ni nadie lo pudo detener. El atacante pisó el área, sacó un violento remate y venció la floja resistencia de David De Gea, que se vio sorprendido por la explosión de la jugada.

Con el gol, los dirigidos por José Mourinhio tomaron las riendas del encuentro y pusieron en aprietos en más de una ocasión a la defensa del cuadro de Manchester. Sin embargo, entre De Gea y las fallas en los metros finales propias de la falta de ritmo, el resultado al descanso sería de tan solo 1-0.

En el complemento, los Diablos Rojos se despertaron y levantaron el nivel. En la mitad del complemento, Ole Gunnar Solskjaer decidió mover sus fichas y mandó a la cancha a Mason Greenwood y a Paul Pogba, algo que fue determinante en la levantada de su equipo.

El francés campeón del mundo se hizo cargo del ataque del elenco visitante y ,de hecho, una espectacular acción individual suya dentro del área a falta de 10 minutos para el final, derivó en un infantil penal de Eric Dier. Bruno Fernandes se hizo cargo de la ejecución desde el punto penal y estampó el 1-1 en el resultado.

Cuando parecía que nada iba alterar el final del pleito, el árbitro cobró un insólito penal a favor del conjunto visitante en el minuto 90. Pero para el alivio de Mourinho, que ya había explotado e insultado al juez en todos los idiomas posibles, el VAR interfirió en la decisión y la jugada quedó solo en un susto.

Los minutos finales pasarían y ambos equipos se conformarían con la igualdad. De esta manera, Manchester United se mantiene en el quinto puesto con 46 unidades mientras que el Tottenham sigue octavo con 42 puntos.

COMENTARIOS