Seguinos en nuestras redes

Radio

La actitud de Quique Sacco que generó polémica en Radio del Plata

El periodista deportivo asistió al edificio de la radio aun conociendo la situación de María Eugenia Vidal, que dio positivo en coronavirus

El periodista deportivo Enrique Sacco generó polémica después de que asistiera a Radio del Plata aun sabiendo que su pareja, María Eugenia Vidal, ya había dado positivo en test de coronavirus.

Sacco se presentó el martes por la mañana en el lugar después de que el lunes a la noche se confirmara la noticia. Luego de asistir al canal, él también se hizo el hisopado y dio positivo. Más tarde debieron desinfectar todo el edificio.

“Radio del Plata cerró directamente para desinfectar. Y está muy bien que hayan hecho eso porque en el programa de Sacco, que fue a trabajar sin avisar de esta posibilidad (de tener Covid-19), están muy enojados todos sus compañeros, que son diez personas que trabajan en su programa, más los vecinos de radio, que no están en contactos estrecho. Están enojados porque él siguió trabajando sin avisarles de esta posibilidad”, aseguró Ángel de Brito.

La periodista Maite Peñoñori agregó: “Lo que me contaron es que él, el último día fue con tapaboca y sus compañeros se alertaron; y que preguntó si el hisopado dolía. Esa noche María Eugenia dio positivo. Por ende, ya sabía“. Ante ese comentario, Ángel de Brito concluyó: “Y una chica (de la radio) lloró. Fue un escándalo. No es tan sencilla la relación cuando hay un caso“.

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Darío Lopreite: historias en Olavarría, el valor de la lectura y la realidad de la Argentina

En diálogo con Nexofin, el periodista de Todo Noticias y Telenoche en Canal 13 recuerda su infancia en la localidad de Loma Negra, detalla sus primeras experiencias en los medios de comunicación y analiza la actualidad del país

Darío Lopreite siempre quedó fascinado con el mundo de la comunicación; de chico en su Loma Negra natal escuchaba mucha radio. Un aporte fundamental para que siguiera su profesión fue gracias a su familia.

Por ejemplo, su padre trabajó en la fábrica que pertenecía a Amalia Fortabat en Olavarría y su abuelo en quinto año de secundaria le traía todos los domingos dos diarios (Clarín y La Nación); comenzó a leer de todo.

Después de recibirse en la localidad bonaerense, el protagonista llegó a la Ciudad Buenos Aires para estudiar periodismo en el Instituto Grafotécnico. En los 90 dio sus primeros pasos.

A lo largo de su carrera se destacó en varios lugares, entre ellos, Radio Bs As (campaña de Vélez Sarsfield), Sólo Futbol, Radio Colonia, Del Plata y FM Blue.

Supo trabajar con nombres importantes como Santo Biasatti, Nelson Castro, Fernando Bravo, Alfredo Leuco y José Ricardo ‘Pepe’ Eliaschev.

Otro punto a destacar fueron sus corresponsalías para radios del interior desde el Congreso Nacional.

“Si al primer mes no te pagaban no salías más. Tenía mucho contacto con los diputados y senadores”, comentó Lopreite a NEXOFIN.

En el año 2000 le llego la oportunidad en la televisión: se incorporó a TN y Canal 13. Al detallar su mayor desafío en las señales ubicadas en el barrio porteño de Constitución, el protagonista explica: “Se trata de contar historias; siempre hay que buscarla”.

Hoy se lo puede ver cubriendo las calles en las tardes de TN y en las noches de Telenoche. También conduce los fines de semana en la señal de cable propiedad del Grupo Clarín.

En diálogo con Nexofin, el periodista recuerda su infancia en la localidad de Loma Negra, detalla sus primeras experiencias en los medios de comunicación y analiza la actualidad del país.

Nexofin (N): Sos oriundo de Loma Negra, Olavarría, ¿cómo fue tu infancia el Interior?

Darío Lopreite (DL): Fue hermosa; estuve hasta los 19/20 años en Loma Negra. Donde está la famosa fábrica.

Una adolescencia bárbara, mucho deporte, amigos y el club. Tengo recuerdos hermosos.

N: De no haber sido la comunicación, ¿qué otro camino hubieras seguido?

Me gusta el fútbol; todavía juego. No sé, profesor de Educación Física por ahí. Hice Perito Mercantil en la secundaria; por ahí encaraba algo administrativo.

Me gustaba escuchar la radio de chico. Cuando estaba en quinto año de secundaria, mi abuelo me traía dos diarios todos los domingos (Clarín y La Nación). Empecé a leer de todo (cosa que es muy importante; leer para los estudiantes de periodismo).

Tuve la suerte que mis viejos me pudieron pagar la carrera y también venirse a vivir a Buenos Aires (para los chicos del Interior es bastante común ir a estudiar a La Plata o Buenos Aires).

N: Tu papá trabajó en una fábrica de la localidad hasta finales de los 80, ¿quedó alguna anécdota con Amalita Fortabat?

Sí; ella iba mucho los fines de semana al campo (le decíamos ‘La estancia’) que tenía en Olavarría. Mi papá para tener un sueldo más iba a trabajar de mozo.

Era una persona muy querida (no solo ayudaba a los empleados de Loma Negra sino a Olavarría).

Cuando tenía 12 hubo una gran inundación donde el centro de la ciudad quedó bajo el agua; Amalita les pidió a sus obreros que fueran a ayudar con los volquetes y camiones de la fábrica.

Después, cuando bajo el agua, les regaló a los obreros y empleados los muebles.

N: En época de pandemia, ¿qué extrañas de allá?

Ver a mis viejos y a mi hermano que viven allá; recién pude ir en noviembre del año pasado. Había ido en febrero, antes que empezara todo. Mis viejos no usan celular y no podía hacer videollamada.

Cuando mi hermano iba podíamos hacerlo y los veía. Tampoco podían viajar porque son grandes y tenían miedo de contagio.

N: Hiciste corresponsalías para radios del interior desde el Congreso Nacional, ¿una historia del detrás de escena que te haya quedado?

Hice ese trabajo mucho cuando estaba estudiando; me enteré que había periodistas que hacían salidas para radios del Interior.

Un día me metí y me sacaron corriendo; después, volví y empecé a llamar hasta que alguna te dijeran que sí. Si al primer mes no te pagaban no salías más. Tenía mucho contacto con los diputados y senadores.

Me acuerdo mucho de Alfredo Bravo, Chacho Álvarez… hoy me aburre un poco la cobertura periodística parlamentaria; salvo que sea una ley muy importante.

Te puede interesar:

N: Santo Biasatti te dio la primera gran posibilidad en radio; para quiénes no lo saben, ¿cómo fue esa historia?

Siempre digo que hay ser atrevido; este mundo es bastante chico. Iba a empezar tercer año de la carrera (vivía en Once con dos amigos). Leía los diarios que traía mi abuelo y vi que Santo empezaba en Radio Colonia.

Fui y me presente en el estudio; lo veo parado (estaba con el brazo enyesado) y le digo que yo era estudiante de periodismo y quería colaborar en su programa.

Con esa cara que tiene me dijo ‘Bueno, venga cuando quiera’ y se fue. Al otro día fui y a los diez días ya me retaba (estaban sus dos hijos, dos productores y yo).

Aprendí mucho; después nos llevó a Radio del Plata (estuve siete/ocho años). Luego, surgió la oportunidad de TN; me gustaba mucho la imagen del canal.

Tenía la posibilidad de otros canales; en esa locura esperé que llamara el que a mí me gustaba (cosa que no lo recomiendo porque por ahí nunca pasa).

N: Luego de 20 años en El Trece y TN, ¿cuál es tu mayor desafío a la hora de salir al aire?

Se trata de contar historias; siempre hay que buscarla (no todas las cosas nos interesan).

Ese es el desafío: contar bien o buscar cosas diferentes que los demás colegas que estamos ahí no lo digan. Alguna palabra o detalle que pasó; pueden ser muchas cosas.

Con el tiempo se adquiere el oficio. No tiene que servir para que uno se achanche y lo cuente de memoria. A mí me gusta buscar algo diferente cuando se puede.

N: ¿Cómo te organizas con la rutina?

Trabajar en noticiero significa que estás dentro de una estructura; puede implicar que un rato me llamen para ir algún lugar dependiendo donde surja la noticia.

Eso lo hace lindo y divertido; a veces las que tocan no son las que yo quiero. Todos los periodistas en el canal tenemos un horario.

Yo trabajo a la tarde para lo que sería TN o Telenoche. Cuando hago conducción lo hago a la noche o los domingos a la tarde. En general, te podes organizar. Siempre supeditado a que te llamen.

Te puede interesar:

N: ¿Con qué frase definirías al periodismo?

Jaja hay una que yo digo en joda que es ‘Es esto o trabajar’. El periodismo es una profesión hermosa que nos permite ser testigos de la historia.

Viví cosas…. Tuve que anunciar la muerte de Maradona, el 2001, la caída del gobierno de Fernando de la Rúa… todo desde el lugar de los hechos. Eso hace muy atractiva la profesión.

N: Pasando a la actualidad, ¿qué tema consideras que faltó en la campaña durante las PASO?

Faltaron ideas, proyectos, cómo van a hacer para tratar la inflación, la pobreza… crecen a la par. No veo o escucho que haya propuestas claras. Hay otra cosa ligada: que la gente se eduque.

No solo con la pandemia que muchos chicos dejaron la escuela… sino antes: hay gente que no termina la primaria, secundaria… es una locura.

La educación es la base de todo; mirá el caso de Toyota (no podían tomar gente que no había terminado el secundario).

N: Vamos con un pequeño ping pong, ¿conducir o hacer móviles en la calle?

Las dos cosas.

N: ¿Algún blooper que recuerdes con gracia estando al aire?

Alguno hay andando vueltas; hace poco lo puse en Instagram. Fue en la redacción de TN; hacíamos unas columnas a la mañana (un rato antes nos daban las noticias) y las grabábamos. Creo que empecé y me equivoqué y le dije al camarógrafo ‘Para, para’.

Volvimos a empezar. Todavía usábamos discos; lo llevaron rápido al control y lo pusieron… no vieron que había empezado de vuelta. Me lo mandaron hace poco.

N: ¿Club de fútbol?

Boca Juniors.

N: ¿El gol que más gritaste?

Cuando le ganamos al Real Madrid.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Darío Lopreite es…?

Un tipo que trata de vivir la vida, disfrutarla… en todo sentido. En la profesión y en la vida familiar.

Continuar leyendo

Radio

“Nos exponemos a una crisis severa”: la advertencia de López Murphy al Gobierno

Durante una conversación con Débora Plager en Radio Rivadavia, el economista sostuvo que “no hay espacio” para tomar un enfoque radicalizado ya que no hay dólares y se puede “correr el riesgo de una estampida”

Después de quedar en el segundo puesto de la interna de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires detrás de María Eugenia Vidal, Ricardo López Murphy ocupará el cuarto lugar en la lista que se presentará para competir en las elecciones generales del 14 de noviembre.

En las últimas horas, el protagonista aseguró que “si el gobierno toma el rumbo radicalizado, nos exponemos a una crisis severa”.

Durante una conversación con Débora Plager en Radio Rivadavia, el economista dijo que el país debe volver al “círculo virtuoso, trabajo, inversiones y capacidad de producción”.

En cuanto a la reacción del Gobierno de acá en adelante, sostuvo que “no hay espacio” para tomar un enfoque radicalizado ya que no hay dólares y se puede “correr el riesgo de una estampida”.

Continuar leyendo

Espectáculos

La bronca de Úrsula Vargues contra los porteños: “Un asco de Capital, aguantadero de Cambiemos”

La exmodelo no toleró la victoria de María Eugénia Vidal en la interna de Juntos por el Cambio y en las PASO

Los resultados electorales del oficialismo fueron tomados con tristeza por algunos y con bronca por otros. En este último grupo se ubicó la ex modelo y conductora Úrsula Vargues que utilizó su cuenta de Twitter para canalizar su enojo y disparó contra los porteños.

“En CABA ponés un cono amarillo y lo votan”, tuiteó Vargues en referencia al color de Juntos por el Cambio. Luego, criticó la gestión PRO en la Ciudad de Buenos Aires y consideró: “14 años de cemento y poda de árboles”.

Luego criticó la elección del 32,93% de los porteños por la candidatura de María Eugénia Vidal: “CABA votó a la orgullosamente bonaerense. Más cemento y menos árboles”, escribió Vargues

Luego publicó una foto de la candidata alertando por su elección: “Destruyó la provincia de Buenos Aires. ¡Suerte!”.

Imitando la frase de Fito Páez, la conductora siguió: “Un asco de Capital, aguantadero de Cambiemos. Por suerte vivo en Provincia”.

Por último, pese a la continuidad que le dio al tema, twitteó: A mí no me duele nada. Vivo en provincia. Pero esos culos rotos (sic) sí se pueden ver”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR