Ciencia

Diez hábitos que ayudan a mejorar tu memoria

Formas de ejercitar tu cerebro a diario

jueves 25 de junio de 2020 - 7:33 am

No solo es importante ejercitar la parte física sino también la parte mental. A continuación, diez formas de mantener tu memoria impecable.

1. Verbalizar en voz alta datos importantes

En un estudio publicado en la revista científica Memory, quedó demostrado que los que leen información en voz alta tienen un 15% más de retención de dicha información. El hecho de verbalizar las tareas o los eventos del día ayuda a recordar con mayor facilidad. Es una manera de “dar órdenes” al cerebro.

2. Escuchar música

Ya se en inglés, francés, español o coreano, si la canción te gusta vas a acabar aprendiéndote la letra y cantándola a viva voz. De hecho mucha gente crea sus propias melodías con datos importantes como regla mnemotécnica para recordarlos.

3. Dormir

El sueño fortalece las conexiones entre las células cerebrales y las diferentes regiones del cerebro, y mueve la información a áreas del cerebro que son más eficientes para almacenarlo.

4. Centrarse en una única tarea

Aunque podamos atender varias necesidades o tareas a la vez, esto va a provocar que dejemos de poner esfuerzo en unas para llegar a otras, por lo que aunque aumente tu eficiencia quizá el resultado final no sea el mejor. En estas situaciones es normal que no recuerdes cosas ya que tu atención está dividida.

Al asimilar menos información, tu cerebro puede comprender mejor, desarrollar el conocimiento y construir redes cerebrales.

5. Meditar

El primer paso para mejorar la memoria es relajarse. Vaciá tu mente, meditá o reflexioná en silencio y tratando de calmar tu cuerpo para poder calmar tu mente.

La meditación ayuda a evitar distracciones, o pensamientos estresantes, lo que mejora el enfoque. Un estudio publicado en PMC, una base de datos de artículos científicos, demuestra que la meditación puede cambiar la estructura del cerebro; se desarrollan las áreas asociadas a la atención.

6. Organizar la información

Organizar todas las tareas te ayudará a ordenarlas por prioridades o a saber cuánto tiempo te llevarán. Esto ayudará también con el vicio de procrastinarlas y sentirás que tu eficacia aumenta. El simple hecho de escribir a mano las tareas puede reforzar la información en tu memoria.

7. Hacer ejercicio

Tu cuerpo y tu mente están intrínsecamente unidos, cuidando uno ayuda al otro, mens sana in corpore sano. Mantiene el cerebro ágil, ya que se pueden evitar “succionadores” de memoria como la presión arterial alta o la diabetes. Tomar pequeños descansos para ejercitarte a lo largo de tu jornada laboral puede ser beneficioso para tu cuerpo y tu mente.

8. Andar hacia atrás

Un estudio ha demostrado que caminar hacia atrás ayuda a recordar mejor los eventos del pasado. Incluso mejor que andar hacia delante o quedarse quieto.

Los investigadores lo denominaron el “efecto de viaje en el tiempo mnemónico” , y aunque todavía no están seguros de cómo funciona esta relación en el cerebro, podría tener aplicaciones en el mundo real, por ejemplo para la próxima vez que necesites recordar algo.

9. Dieta mediterránea

La comida que ingerimos influye de manera directa sobre la memoria debido a la aportación que hace a nuestro organismo: absorbe los nutrientes necesarios. Los ácidos grasos como el omega 3 y 6, presentes en el pescado, los frutos secos y la palta, por ejemplo, protegen, además de nutrirlo, el cerebro.

Comer mucha verdura, frutas frescas, pescado y cereales ayuda a tener un sistema circulatorio mejor y a su vez hace que fluya más oxígeno y lleguen más fácil los nutrientes al cerebro, ayudando a la memoria.

10. Reducir el consumo de alcohol

Para mantener tu cerebro en plena forma, no deberías tomar más de un vaso al día si sos mujer o dos si eres hombre (aunque esto está relacionado con los estándares de peso y altura por lo que en tu caso puede variar). En general una ingesta grande está relacionada con una mayor pérdida de memoria.

El consumo excesivo de alcohol, incluso ocasionalmente, puede provocar resacas que incluyan deshidratación. Dado que incluso la deshidratación leve puede tener un impacto negativo en el funcionamiento mental, limitar el consumo puede ayudar a prevenir esto.

Fuente: Msn

COMENTARIOS