Cuarentena

Chaco da marcha atrás y regresa a la fase más restrictiva del aislamiento

El gobernador anunció la suspensión de permisos de circulación hasta el 28 de junio y las actividades que promuevan aglomeración. "Si las personas no se mueven y no se juntan, el virus no se reproduce”

lunes 15 de junio de 2020 - 10:48 am

Al día de la fecha, la provincia de Chaco suma 1.326 casos positivos de coronavirus y es una de las más golpeadas por la pandemia. Ante este escenario, Jorge Capitanich, gobernador de la provincia, anunció un endurecimiento de la cuarentena que pone a Chaco nuevamente en la fase más restrictiva del aislamiento

“Aprovecharemos que esta semana es corta, vamos a reducir drásticamente la circulación de personas y al máximo las actividades”, dijo el funcionario en un mensaje que le brindó a la población durante la noche de este domingo.

Las alarmas por el aumento sostenido de contagios se encendieron en el propio Gabinete de Capitanich, luego de que este domingo por la tarde confirmaran tres casos de COVID-19 dentro de su administración.

Se trata de la ministra de Seguridad, Gloria Salazar; la de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira; y la Secretaria de Derechos Humanos y Géneros, Silvana Pérez. “Todas continúan en funciones ya que se encuentran en buen estado de salud, en sus casas, realizando el aislamiento indicado y teletrabajando. Las personas que estuvieron en contacto estrecho con ellas también se encuentran en aislamiento hasta obtener los resultados de su test COVID-19″, señalaron ayer en un comunicado.

En ese marco, Capitanich se mostró preocupado por el aumento de casos “a pesar de haber tomado medidas drásticas” y anunció una serie de medidas que endurecen el aislamiento. Éstas incluyen un mayor control y restricciones sobre los permisos de circulación hasta el 28 de junio, además de la extrema restricción de cualquier actividad que promueva agrupamiento de gente, la continuidad de la suspensión del transporte público, la suspensión de pagos y cobros presenciales en entidades financieras y bancarias.

Por otro lado, continuarán los controles fronterizos estrictos en las nueve fronteras, se le pedirá a los intendentes tomar las mismas medidas y se incrementarán los testeos hasta los 700 diarios.

“Es difícil decir cuándo se va a dar el pico máximo, pero si somos capaces de hacer este gran y último esfuerzo podremos cortar la circulación comunitaria del COVID-19. Si las personas no se mueven y no se juntan, el virus no se reproduce”, sostuvo el mandatario provincial.

COMENTARIOS