Coronavirus

La Cumbre en Salud coincidió en endurecer controles en transporte para bajar el nivel de circulación en el AMBA

Preocupados por el aumento de casos en el AMBA, este lunes se reunirán los ministros de Salud de la Nación, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad.

lunes 15 de junio de 2020 - 10:09 am

Los ministros de Salud de la Nación, de la Ciudad de Buenos y de la provincia de Buenos Aires se reunieron este lunes en la sede del Ministerio de Salud de la Nación para intentar bajar las tensiones entre los gobiernos de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta , y establecer una estrategia común para enfrentar el crecimiento récord de contagios de coronavirus .

Aunque no se tocaron cuestiones de fondo, sí se acordó unificar criterios metodológicos y formar una sala de situación conjunta del área metropolitana, endurecer controles en el transporte público y privado entre la Capital y el conurbano, y ser más proactivos en la búsqueda de casos sospechosos y contactos estrechos.

Sin acuerdo sobre la autorización para hacer actividad física en la Ciudad, los tres funcionarios coincidieron en que hay que procurar reducir el nivel de circulación en la Capital y el conurbano.

“Hablamos de ajustar una serie de cosas que no nos gusta cómo esán ocurriendo. No nos gusta lo que está sucediendo en el transporte, tanto en el conurbano como en la Ciudad de Buenos Aires”, dijo González García a La Nación a la salida de la reunión, que se desarrolló en la sede del Ministerio de Salud.

“No hablamos de restricciones. Estuvimos discutiendo en términos técnicos sobre cómo buscar información más oportuna en tiempo real”, agregó, cuando le preguntaron si se avecinaba un endurecimiento de la cuarentena.

¿En qué puede traducirse la decisión de endurecer los controles en el transporte? En el Ministerio de Salud de la Nación señalan la necesidad de reforzar la fiscalización del uso de trenes y colectivos. En el gobierno porteño advertían antes de la reunión que había fallas en los controles que se hacen en provincia. En la administración de Kicillof remarcan que para garantizar el cumplimiento de esa medida, se requiere de un monitoreo conjunto con Nación. Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, debería coordinarlo con la ministra nacional, Sabina Frederic, con la que no se habla.

En transporte público viajaron 6,5 millones de personas, con más de un millón de personas en circulación durante los días hábiles. Esto representa el 26% de la semana precuarentena, pero es más del doble del porcentaje registrado del inicio del aislamiento. El tránsito de vehículos en autopistas del área metropolitana con sentido a provincia también mostró su mayor valor la semana pasada.

No son los únicos datos que se observan con obsesión a uno y otro lado de la General Paz. En la provincia alcanza el 44% y en la Ciudad, el 35%, aunque este último dato solo incluye la información de los hospitales públicos. El tiempo de duplicación de casos, que a nivel nacional es de 14,9 días, en la Ciudad es de 17 días y en la provincia, de 12. En la administración de Kicillof hacen hincapié en otro dato: mientras que en el Gran Buenos Aires hay 93 casos cada 100.000 habitantes, en la Capital esa cifra asciende a 478.

“A más casos debe haber menos circulación”, machacó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, durante todo el fin de semana, como anticipó de la posición que también expuso Gollán en la reunión tripartita. Otro de los reclamos del gobernador, apuntado a restringir la actividad de los runners en la Ciudad, se discutió sin alcanzar un acuerdo.

Mientras tanto, en la Ciudad insisten en que no hay evidencia de que las salidas recreativas hayan aumentado el número de contagios. Vinculan el empinamiento de la curva de casos a la profundización del programa Detectar y señalan que, en todo caso, las restricciones deben ajustarse en las estaciones de tren de la provincia, para reducir el flujo de gente hacia la Capital. “No se controla como se debe a los pasajeros que vienen a la Ciudad”, advierten.

COMENTARIOS